¿Qué son el VAN y el TIR?

Movimientos Van y Tr

En esta ocasión hemos querido hacer un pequeño repaso a dos términos muy usados en el mundo de las finanzas y la economía por su increíble funcionalidad a la hora de arrojar resultados sobre las empresas y saber si es viable la inversión en un determinado proyecto, conocidos como el VAN y el TIR. Estas dos herramientas pueden hacer que ganes mucho dinero o que te alejes de las malas opciones de una empresa.

Que son el VAN y el TIR

El VAN y el TIR son dos tipos de herramientas financieras del mundo de las finanzas muy potentes y nos dan la posibilidad de evaluar la rentabilidad que nos pueden dar los diferentes proyectos de inversión. En muchos casos, la inversión en un proyecto no se da como inversión sino como la posibilidad de poner en marcha otro negocio debido a la rentabilidad.

Ahora, vamos a hacer una pequeña introducción del VAN y el TIR, estos conceptos financieros por separado para que puedas ver cómo se calculan y cuál es la mejor opción dependiendo de los resultados que quieras conocer y las posibilidades que te ofrece el VAN y el TIR.

Que es el Van

El VAN o Valor Actual Neto, se conoce a esta herramienta financiera como la diferencia entre el dinero que entra a la empresa y la cantidad que se invierte en un mismo producto para ver si realmente es un producto (o proyecto) que puede dar beneficios a la empresa

El VAN cuenta con una tasa de interés que se llama tasa de corte y es la que se usa para actualizarse constantemente. Dicha tasa de corte, la da la persona que va a evaluar dicho proyecto y que se hace en conjunto con las personas que van a invertir.

La tasa de corte del VAN puede ser:

  • El interés que se tenga en el mercado. Lo que se hace es tomar una tasa de interés a largo plazo que se puede sacar fácilmente del mercado actual.
  • La tasa en la rentabilidad de una empresa. El tipo de interés que se marque en ese momento, dependerá de cómo se financie la inversión. Cuándo se hace con capital que otra persona ha invertido, entonces la tasa de corte refleja el costo de capital ajeno. Cuando se hace con capital propio, este tiene un coste directo para la empresa pero le da rentabilidad al accionista

Cuando la tasa es elegida por el inversor

Esta puede ser una tasa cualquier a su elección.

Normalmente se lleva a cabo con la rentabilidad mínima que el inversor pretende tener y siempre estará por debajo de la cantidad en la que vaya a efectuar la inversión.

Si el inversionista quiere una tasa que refleje el costo de oportunidad, la persona deja de percibir dinero para invertir en un proyecto determinado.

Por medio del VAN se puede saber si un proyecto es viable o no antes de comenzar a llevarlo a cabo y además, dentro de las opciones de un mismo proyecto, nos permite saber cuál es el más rentable de todos o cual es la opción que más nos conviene. También nos ayuda mucho en los procesos de compra, ya que en caso de que queramos vender, esta opción nos ayuda mucho a saber cuáles es la cantidad de dinero real en la que tenemos que vender nuestra empresa o si ganamos más quedándonos con nuestro negocio.

Cómo se puede aplicar el VAN

VAN y el TIR

Para saber cómo se usa el VAN contamos con una fórmula que es VAN = BNA – Inversión. El Van ya sabemos lo que es y el BNA es el beneficio neto actualizado o dicho con otras palabras, el flujo de caja que tiene la empresa.

Este método se debe utilizar siempre con el beneficio neto actualizado y no con el beneficio neto proyectado de una empresa para que nuestras cuentas no fallen. Para saber cuál es el BNA debes hacer un descuento de TD o tasa de descuento. Esta es la tasa de rentabilidad mínima y se sabe de la siguiente manera.

Si la tasa resulta mayor que el BNA esto quiere decir que la tasa no se ha satisfecho y tenemos un VAN negativo. Si el BNA es igual a la inversión, esto quiere decir que se ha cumplido con la tasa, el VAN es igual a 0.

Cuando el BNA es mayor significa que se ha cumplido con la tasa y además, se ha conseguido sacar una ganancia.

Entonces, para que entendamos rápidamente

Cuando se da el último caso, quiere decir que el proyecto es rentable y se puede seguir adelante con él. Cuando se da el caso en el que queda tablas el proyecto es rentable por que se incorpora la ganancia TD pero hay que tener cuidado. Cuando se da el primer caso, el proyecto no es rentable y hay que buscar otras opciones.

Debes escoger el proyecto que nos de la mejor ganancia adicional.

Cuáles son las principales ventajas del VAN

Una de las principales ventajas y la razón por la cual es uno de los métodos que más se usa es porque se homogeneizan los flujos de caja netos en el momento actual. El VAN o  Valor Actual Neto es capaz de reducir a una sola unidad las cantidades de dinero generadas o que se van aportando. Además, se pueden introducir signos positivos y negativos en los cálculos de flujo que corresponden a las entradas y salidas de efectivo sin que el resultado final sea alterado. Esto no se puede hacer con el TIR en el cual el resultado si es muy diferente.

Sin embargo, el VAN tiene un punto débil y es que la tasa que se usa para descontar el dinero puede ser no del todo entendible o incluso discutible para muchas personas.

Ahora, en lo que se refiere a homogeneizar la tasa de interés, es una de las mejores opciones con una fiabilidad muy alta.

Que es el TIR y como se usa

VAN y el TIR

El TIR o la tasa interna de retorno, es la tasa de descuento que se tiene en un proyecto y que nos permite que el BNA sea como mínimo igual a la inversión. Cuando se habla del TIR se habla de la máxima TD que cualquier proyecto puede tener para que se pueda ver como apto.

Para poder hallar el TIR de la forma correcta, los datos que se van a necesitar son el tamaño de la inversión y el flujo de caja neto proyectado. Siempre que se vaya a hallar el TIR, se debe usar la fórmula del VAN que te hemos dado en la parte superior. Pero reemplazando el nivel de Van por 0 para que nos pueda dar la tasa de descuento. A diferencia del VAN, cuando la tasa es muy alta, nos está diciendo que el proyecto no es rentable, si la tasa nos da menor, esto quiere decir que el proyecto es rentable. Mientras más baja sea la tasa, mucho más rentable es el proyecto.

Es confiable este tipo de método

Debes saber que las críticas que ha sufrido este método son muchas por el grado de dificultad que tiene para muchas personas. Sin embargo, hoy en día ya se ha podido programar en hojas de cálculo y las calculas científicas más modernas también vienen con esa opción incorporada. Han conseguido que se puedan hacer en segundos.

Este método cuenta con una forma de cálculo muy sencilla cuando ya la sabes usar y que da resultados más eficaces que es el método de interpolación lineal.

Aun así, volviendo a la más usada y la principal, se hace cuando en un determinado proyecto se han podido efectuar reembolsos o desembolsos que se van teniendo, no solo en un inicio sino durante la vida útil del mismo ya sea porque el proyecto ha ido teniendo pérdidas o se le han ido incluyendo nuevas inversiones.

En resumen

El TIR o la tasa interna de retorno es un indicador muy fiable en lo que se refiere a la rentabilidad de un proyecto en concreto. Cuando se lleva a cabo una comparación de las tasas de rentabilidad interna de dos tipos de proyectos diferentes no se tiene en cuenta la posible diferencia que puede haber en las dimensiones de los mismos.

Ahora, después de conocer todo esto nos preguntamos ¿es fácil de entender?

Puede que al principio VAN y el TIR sean dos términos que te confundan un poco pero para el rendimiento de tu empresa y sobre todo para que tu no pierdas dinero son de suma importancia, ya que gracias a esto puedes saber cuándo un proyecto es realmente rentable para que puedas invertir en él o si tienes la opción entre varios proyectos, puedas saber qué proyecto es más rentable.

También te permite conocer cuándo un proyecto es poco rentable cual es la diferencia que dejarás de ganar.

Por lo tanto, tanto el VAN y el TIR herramientas financieras complementarias y nos pueden arrojar valiosos datos de las empresas o proyectos en los que estamos dispuestos a invertir, haciendo que siempre tengamos el 100 % de las ganancias en los proyectos que quieras llevar a cabo.

Te puede interesar

Escribe un comentario