¿Quienes pueden demandar los microcréditos sociales?

jubilaciones
Los microcréditos sociales es uno de los productos destinados a la financiación que puedes contratar a través de las entidades bancarias. Y que se caracterizan por una serie de aportaciones que los hacen inconfundibles ante los clientes. En primer lugar por los destinatarios tan especiales de sus líneas de crédito. Son personas, que por lo general, no pueden acceder a las fuentes de financiación tradicionales, y disponen de menores recursos económicos.

Los perfiles de los usuarios que demandan alguno de estos microcréditos son parados de larga duración, mujeres separadas, familias monoparentales, y hasta incluso jóvenes que desean crear su primera empresa. En cualquier caso, son muy proclives a las personas que están en situación de exclusión social. Y que a través de estos recursos monetarios pueden disponer de una punta de liquidez para emprender un proyecto laboral para canalizar su vida.

Los microcréditos sociales fueron un producto financiero muy popular hace algunos años, concretamente durante la primera mitad de la década pasada. En donde buena parte de las entidades financieras comercializaban créditos de estas características. Especialmente las cajas de ahorro asentadas en nuestro territorio, y con unas condiciones de contratación muy favorables para los intereses de sus demandantes. No había excesivos problemas para comercializarlos, y la demanda era muy firme.

No obstante, y como consecuencia de la crisis económica originada en 2008, y especialmente por el reordenamiento del sistema bancario en España, se ha diluido notablemente su oferta, hasta hacerla claramente minoritaria. Hasta el punto que ya son muy pocos los bancos que cuentan con este servicio de carácter social. Ha desaparecido prácticamente de sus propuestas. Limitándose tan solo a iniciativas muy puntuales que son ofrecidas con tipos de interés más competitivos, y que puedan ser formalizadas sin comisiones, ni otros gastos administrativos o de su gestión.

Entidades especializadas en estos créditos

De todas formas, aun estás a tiempo para formalizar estas operaciones bancarias. Se han desarrollado en los últimos años por una entidad especializada en esta clase de pequeños préstamos. Se trata de Microbank, la división de microcréditos que ha impulsado La Caixa para atender a estas necesidades tan particulares. Ofreciendo varias líneas de crédito destinadas a familias sin recurso, jóvenes desempleados, y hasta emprendedores. Asimismo cuenta con un microcrédito muy especial, que está destinado al ahorro ecológico.

Otras entidades, por el contrario, han resuelto esta necesidad de las personas a través de créditos más clásicos que mejoran sus márgenes comerciales. Son casos muy puntuales, y en cualquier caso, destinadas mayoritariamente para jóvenes que desean crear su primera empresa, o para convertirse en trabajadores por cuenta propia, los autónomos. Si este es tu caso, pagarás menos intereses todos los años, y podrás acceder a otra serie de prestaciones muy favorables para tus intereses.

¿Qué te ofrecen los microcréditos?

importes concedidos por los microcréditos socialesUnicaja, Kutxabank o Banco Sabadell son algunas de las entidades financieras que han desarrollado estos productos sociales, y dentro de su oferta de financiación. ¿Qué puedes encontrarte en esto diseños? Para empezar, importes no excesivamente generosos, que raramente exceden de 25.000 euros.

Y en donde sus condiciones es el principal gancho para comercializarlos entre los usuarios. No en vano, cuentan con una rebaja de varios puntos porcentuales con respecto a las propuestas más convencionales. Y a lo que se añade plazos de amortización mucho más flexibles, y un periodo de carencia que puede alcanzar los 12 meses. Finalmente no se requiere, habitualmente, la presencia de avalistas o personas que respalden la operación.

A partir de esta propuesta básica, cada entidad imprime su propia identidad a cada producto en cuestión. De cualquier forma, están habilitados para que no tengas que pagar ninguna clase de comisiones, ni tampoco otros gastos. Desde esta perspectiva, sí que se tratan de créditos muy beneficiosos en su formalización. Ahorrándote bastante dinero desde que los solicitas, y de esta forma lo puedas destinar a otras necesidades urgentes de tu vida personal.

Si te aprueban la solicitud podrás destinar los recursos a varias necesidades: crear tu propia empresa, constituirte como trabajador autónomo, o incluso sufragar las necesidades más básicas de la vida. Precisamente por ello es por lo que se restringe la candidatura de los demandantes. Y en donde tan solo unos pocos podrán acceder a estas propuestas de financiación. ¿Quieres saber si eres uno de ellos?

¿Qué requisitos te piden?

El mayor problema para suscribir alguno de estos productos sociales es reunir los requisitos necesarios para que sea aceptada la solicitud. De forma genérica, son las personas en situación de exclusión social quienes lo tienen mucho más fácil para captar estos recursos monetarios. Si estás actualmente sin trabajo, eres una mujer maltratada, o sencillamente te cuesta llegar a final de mes habrás avanzado mucho recorrido para que te lo concedan.

Pero no será tan fácil como puedas imaginarte. Ya que para los microcréditos dirigidos a proyectos de autoempleo serán concedidos con la condición obligatoria de presentar un borrador de la iniciativa, y por supuesto que ésta sea viable. Si no es así, no tendrás más remedio que lamentarte por el rechazo del plan. Y tengas que buscarte otras vías de financiación más factibles para lograr este objetivo.

En otra buena parte de las propuestas bancarias tendrás que demostrar que tus ingresos anuales no sobrepasan un límite fijado para acceder a estos créditos sociales. Normalmente está cantidad no puede excederse de los 20.000 euros aproximadamente al año. Y a continuación los más específicos y requeridos para cada uno de los casos: mujeres separadas, familias monoparentales, etc., justificar la situación social.

Si finalmente has conseguido pasar estos filtros, dispondrás en pocos días la cantidad en tu cuenta corriente. Y siempre que se ajusten con el contenido de estas vías de financiación para particulares. En cualquier caso, respetando los plazos de pago escrupulosamente. No en vano, si los incumples podrías tener unas fuertes penalizaciones de las que se podrían resentir tus cuentas personales.

Ventajas que generan

Si eres una de las personas beneficiadas con la adjudicación de algunos de los pocos microcréditos sociales programados por los principales bancos, no tendrás más remedio que recurrir a las ventajas que te reportará su contratación. Son varias y de diversa naturaleza, y que básicamente se centrarán en los siguientes aspectos.

  • El costo final de tu demanda será mucho más asequible que si te decantas por solicitar un préstamo de carácter tradicional, y de los que suelen comercializar los bancos con mayor regularidad.
  • Te ofrecerán un plazo más flexible para que lo devuelvas, y que probablemente esté ajustado a tus necesidades financieras, pero también a las personales, en función de la situación en que te encuentres en el momento de formalizar el préstamo.
  • Dispondrás inicialmente de un período de carencia, de entre 6 y 18 meses, para que tengas un mayor desahogo económico al principio, y que es especialmente valorado para esta clase de destinatarios, precisamente por sus apuros económicos.
  • Solamente pagarás los intereses que vaya generando el crédito, sin otros gastos adicionales que puedan encarecer el montante de la operación bancaria, lo que facilitará su formalización a todos los usuarios bancarios.
  • No necesitarás que ningún familiar o amigo que te avale la operación, sino que serás tú mismo quien respalde la misma. Muchas veces con tu propia condición de demandante, y a pesar de los pocos ingresos que aportes.
  • Y en todos los escenarios, bajo un tipo de interés más beneficioso para tus necesidades personales. Y que podrá variar desde el 4% al 7% como tope máximo para cerrar la operación con tu banco.

Otras alternativas para financiarte

Los préstamos entre familiares puede ser otra alternativa para estas personasA pesar de todo, si falla por cualquier circunstancia esta vía de financiación, como último recurso te quedará siempre la exploración de otras fuentes monetarias. No será un proceso fácil, ni mucho menos, pero al menos estarás en condiciones de intentarlo. No en vano, no te costará nada, y al final tu esfuerzo puede conseguir la recompensa buscada desde el principio y dotarte de liquidez en los casos más extremos.

Es cierto que las posibilidades estarán ciertamente limitadas, y hasta puede que no te satisfagan del todo. Pero no tendrás otra solución para cumplir con estos objetivos tan deseados. Incluso desde propuesta muy originales, que hasta puede que te sorprendan en su planteamiento. Cualquier esfuerzo merece la pena para financiar tus proyectos o necesidades personales.

El primer recurso consistirá en encontrar un crédito entre particulares, con el que puedes ahorrarte mucho dinero si cierras finalmente la operación con un tipo de interés cercano al 6%. Nos es una misión imposible, sino que por el contrario puedes encontrar plataformas financieras, en donde otras personas están en situación de prestarte el dinero como fórmula para rentabilizar sus ahorros.

Como consecuencia de esta estrategia tan innovadora, ambos os podéis beneficiar del proceso para obtener un microcrédito. A parte de requerir mucha dedicación y perseverancia por tu parte. Es el único requisito que te demandarán en esta opción.

Si también has fracasado en el intento, ya que solamente quedará el recurso de pedírselo a tus seres más queridos. Quizás disfruten de la suficiente liquidez como para resolverte el problema en pocas horas, y sin que tengas que firmar ningún contrato. No en vano, dependerá de la buena voluntad por ambas partes.

Y en donde la flexibilidad de las condiciones será el denominador de la relación comercial. Seguramente que haya alguna personas próxima a tu entorno más íntimo que esté dispuesta a prestarte el importe de tu demanda. Sino lo intentas, no lo sabrás nunca, y sobre todo de que relaciones puedes fiarte para desarrollar esta clase de operaciones, por otro lado tan frecuentes entre las familias españolas.

 

 

 

Te puede interesar

Categorías

Préstamos

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario