¿Qué puedes conseguir en tu banco a través de la nómina?

Ventajas que pueden encontrarte al domiciliar la nóminaNo cabe duda que en las actuales circunstancias, vincular la nómina (o pensión) en tu banco puede abrirte muchas puertas, más de las que crees. Por un lado, proporcionándote mejores intereses a tus ahorros, en cualquiera de sus productos. Pero por otra parte, rebajándote los tipos de interés que aplican a las principales fuentes de financiación que vayas a demandar (créditos, hipotecas, avales, etc.). También afecta a tu relación con la entidad, en forma de una serie de ventajas y prestaciones, que de otra forma no conseguirías.

Esta operación bancaria es una de las más valoradas por las entidades, sin lugar a dudas, y de ahí que vayan lanzado con cierta regularidad nuevas ofertas y promociones a los clientes que domicilian los ingresos derivados de su trabajo. No en vano, tratan de captar sus ahorros, y para ello no dudan en ofrecerles las mejores propuestas, que abarcan toda clase de prestaciones y ventajas. Algunas de ellas ciertamente originales, y hasta innovadoras. 

Un aspecto muy interesante para valorar este servicio bancario reside en cual es el importe mínimo que deben aportar estas facturas laborales. En la actual oferta, no hay unanimidad con respecto a sus planteamientos. Ya que si bien algunas entidades bancarias exigen unos ingresos medios a partir de 600 euros, en otras los requisitos son más elevados, al demandártelo por un valor en torno a los 2.500 euros. A media que la cuantía es mayor, las ventajas se incrementan, como por otra parte es lógico de comprender.

¿Qué ofrecen los bancos?

Las contraprestaciones para recompensarte por esta vinculación son de diversa naturaleza, con grandes diferencias en las propuestas desarrolladas por los bancos. Incluso llegan a competir entre ellos, para ver quién te ofrece más por la domiciliación de estos ingresos regulares. Sus estrategias se fundamentan en ahorrarte las comisiones, pero también en mejorar las condiciones de contratación de sus principales productos bancarios (créditos, depósitos a plazo, seguros, tarjetas…).

No hace falta que tengas mucha antigüedad en la empresa, sino que aportes tus ingresos. Es así de sencillo, no te quiebres la cabeza. A partir de este escenario, las posibilidades de mejorar tus posiciones bancarias se incrementarán notablemente, y hasta más de lo que te imaginas. Tantas como productos tienen habilitados las entidades financieras. Hasta llegar al punto clave de esta estrategia comercial, que es cuando te planteas sobre cuáles que productos puedes beneficiarte, y en que intensidad.

Primero: depósitos con mejor rendimiento

A través de la nómina puedes contratar depósitos más rentablesSi hay un producto bancario del que puedes salir beneficiado de esta estrategia comercial, ese no es otro que las imposiciones a plazo. Actualmente bajo rendimientos mínimos como consecuencia de la decisión del banco emisor europeo de abaratar el dinero. Y que ha llevado que te ofrezcan entre el 0,25% y 0,60% aproximadamente por su contratación. No obstante, si ligas tu nómina al banco, las cosas cambiarán, sino radicalmente, sí que al menos para mejorar sustancialmente su rendimiento hasta el 2%. Incluso en las propuesta más agresivas, como la desarrollada por Bankinter, para alcanzar el 5%.

Aunque a cambio, será bajo un período de permanencia mucho más limitado, que generalmente no sobrepasa los 6 meses. Y afectando a un tramo del ahorro, que en el mejor de los casos, no excede de 10.000 euros, y nunca por la totalidad de tus ahorros. Sin la posibilidad de renovarlo a su vencimiento. No obstante, todavía se trata de una propuesta muy puntual que tan solo se reduce a unas pocas entidades bancarias que han decidido implantar este sistema para vincular a sus clientes.

Segundo: eliminación de comisiones

Buena parte de las propuestas que vienen realizando las entidades bancarias se basan en eliminar todas las comisiones y gastos administrativos de sus productos (cuentas, tarjetas, etc.), pero también de sus principales operaciones (transferencias, apuntes bancarios, traspasos, etc.). Esta estrategia comercial tan bien definida te ayudará a que todos los años contengas los gastos derivados de tu relación con los bancos, mejorando la liquidez de tus cuentas personales.

Es el principal reclamo para convencerte de la utilidad que conlleva que domicilies tu nómina u otros ingresos regulares procedentes de tu trabajo. Para ello no escatiman en potenciar esta medida con otras adicionales para que te sea irresistible la aceptación de estas propuestas.

Tercero: obtención de créditos preferentes

No faltan tampoco las propuestas, en que al domiciliar estos ingresos, te permitan acceder a las principales fuentes de financiación con mejores condiciones en su contratación. Principalmente a través de los créditos preferentes, que están habilitados bajo tipos de interés más competitivos, y que los tienes a tu disposición en cualquier momento. Sin necesidad que aprueben tu solicitud, sencillamente porque los tienes adjudicado de antemano por el mero hecho de domiciliar tus ingresos.

Los adelantos de nómina es otra alternativa a la que puedes llegar si estás con problema de liquidez en tu cuenta corriente. Te anticipan el valor de una o varias nóminas, con un máximo que puede alcanzar entre los 5.000 y 10.000 euros, en función del modelo y del banco encargado de ofrecerte la respuesta.

Y lo más interesante en cualquier caso, sin que te apliquen ningún interés, ni comisiones. Solamente tendrás que devolverlo en los plazos requeridos, que oscilan con un máximo de entre 10 y 12 meses, en función de la oferta. Pudiendo realizar la operación cuantas veces quieras, sin limitaciones.

Cuarto: tarjetas gratuitas

Al domiciliar tu nómina puedes conseguir tarjetas gratuitasUna de las estrategias más habituales para fidelizarte a través de tu nómina se basará en proporcionarte tarjetas de forma totalmente gratuita, tanto en sus formatos a crédito como débito, indistintamente. Y que en sus ofertas más agresivas incluso elevan las prestaciones quitando todos los gastos que conlleva utilización. Como consecuencia de esta medida, eliminarás a partir de ahora todas las tasas de emisión, mantenimiento y renovación.

No será mucho el dinero que te ahorrarás con esta operación, pero si el suficiente como para sufragarte algún pequeño capricho que hasta no podías afrontarlo. Y en cualquier caso, mantendrás el plástico bajo las condiciones habituales en su contratación: tipos de interés, líneas de crédito o disposición máxima en los cajeros automáticos.

Quinta: acceso a otros productos bancarios

Algunas entidades bancarias van más allá, y hasta llegan a ofrecerte la posibilidad que puedas contratar otros productos (planes de pensión, seguros o cuentas de ahorro) bajo unos márgenes comerciales más beneficiosos para tus intereses. Y que te ayudará a complementar el ahorro generado a través de las anteriores ofertas que te plantean para domiciliar el salario laboral. En casos puntuales, por otra parte, te habilitan la posibilidad para que puedas tener descubiertos en tu cuenta corriente sin ninguna clase de penalización. Con un máximo por el valor total de tus ingresos.   

Diez consejos para domiciliar tu nómina

Claves para domiciliar la nómina en el bancoCon toda seguridad tendrás infinidad de ofertas por parte de los bancos para que domicilies tus ingresos, y no sepas con total certeza por cual optar, incluso te invadirán muchas dudas en el proceso. Son tantas las estrategias que emplean, que a veces te hacen muy difícil tomar esta decisión. No en vano, es una operación que conviene meditar, y no suscribir la primera oferta que te llega a casa, ni tan siquiera la segunda.

Para evitar cualquier anticipación, o que no tomes la medida correcta, no estará de más que atiendas a una serie de consejos que seguramente te ayudarán a conformar de una manera más objetiva tu respuesta. Bastará con que analices meticulosamente las ofertas, y compruebes sus ventajas, pero también sus inconvenientes. Y una vez asimilada toda la información de las propuestas, contrates la mejor cuenta en la que se incluya esta domiciliación. Tómatelo con calma, y no trates de cerrar la operación en pocos días, ya que podrá perjudicar a tus intereses.

  1. Céntrate en las mayores necesidades que tienes en tu relación con el banco, y atiende las propuestas que están centradas en ellas. Será la mejor manera para optimizar la domiciliación de tu nómina ante tantas ofertas que te llegarán.
  2. Seguramente habrá algunas operaciones bancarias en donde tus gastos son mayores, y que puedes eliminarlo si formalizas el producto atendiendo a esta necesidad que tienes.
  3. No debes priorizar la elección por medio de los depósitos de alta remuneración. La razón es bien sencilla, solamente se generan sobre importes y plazos de duración muy limitados, que probablemente no te merezcan la pena. No en vano, los rendimientos serán más bien escasos.
  4. Trata de buscar ventajas adicionales que mejoren tu cuenta a lo largo del año, y siempre en función de tus necesidades reales como cliente bancario, y no a través de servicios que no los vas a utilizar.
  5. Aprovéchate del dinamismo del sector bancario, que están lanzando continuamente ofertas para que domicilies estos ingresos, incluso con propuestas cada vez más competitivas y agresivas que te pueden ayudar a elegir la mejor propuesta.
  6. Probablemente un pequeño detalle en sus condiciones de contratación te sea de gran utilidad, en detrimento de otros que no sean rentables para tu perfil como usuario. Para conseguirlo deberás leer la letra pequeñas del contrato.
  7. No trates de conseguir grandes ventajas, sino que tu estrategia básica consistirá en mejorar tus relaciones con el banco a través de tus operaciones más habituales.
  8. Mientras más amplia seas tus ingresos, mayores serán las prestaciones que te conceda el banco por esta vinculación tan directa.
  9. Quizás no lo sepas, que si analizas la oferta detenidamente, podrás llegar a la conclusión que puedes también obtener ciertas ventajas en tus relaciones con el consumo, principalmente a través de descuentos en tus compras por medio de tus tarjetas.
  10. Y finalmente, recuerda que aunque seas mileurista, no estarás apartado de las ofertas que confeccionan los bancos, aunque con menos propuestas, y también más limitadas.
Te puede interesar

Categorías

Cuentas bancarias

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario