Qué es un jornal

jornaleros del campo

En la etapa histórica denominada Edad Media los maestros de los gremios tenían por costumbre el contratar a personas para que trabajasen en sus talleres, a estas personas que eran contratadas se les pagaba por día; a esto se le conoce en el idioma francés como Jorurée, es de este término francés de donde se derivan las palabras actuales: jornada y jornaleros, que se puede decir en términos simples que son aquellas personas que trabajan por el pago de un día.

El termino jornal se puede entender como el salario que un trabajador percibe a cambio de un día de actividades o trabajo; de otra forma también se puede interpretar como el trabajo que un operario realiza por cada día.

Por ende, podemos decir que el jornal es una de las formas que existe de retribución del trabajo de una persona contratada, sin embargo, este término ha sido desplazado por otros términos de un uso mucho más común como lo son: salario, sueldo, retribución, asignación paga, estipendio, u honorarios, entre algunos otros.

el jornal

El jornal agrava en una medida considerable los inconvenientes que representa el salario, puesto que priva al obrero o trabajador de todo estímulo que lo haga empeñarse en mejorar su labor, también exige su vigilancia, la cual debe de ser continua, por ende resulta muy costosa e inclusive llega a presentar muy pocos resultados, y a su vez hace que, cuando los trabajadores se hallan trabajando de una manera común, es decir que varios tengan las mismas responsabilidades, el esfuerzo se verá regulado por el de los trabajadores que se muestren menos diligentes en sus labores, esto implica pereza, mala actitud, mala calidad, entre otros aspectos; esto se debe a que el pago por el trabajo realizado será el mismo para todos, por ende no hay motivación para realizar la tarea de mejor manera, sino que en base al mínimo requerido es que se llevaran a cabo las labores encargadas a los empleados. Es debido a esto que lo que se denomina destajo (que es una modalidad que existe de contratación en la cual el empleado cobra a partir del concepto del trabajo que es realizado, antes bien que a partir del tiempo empleado), es un reemplazo que lleva mucha ventaja al jornal en muchos casos.

Ahora pasemos a definir a un jornalero, otro término que puede ser utilizado como sinónimo es peón, es una persona que se ha contratado que trabaja a cambio de un jornal o lo que es lo mismo, el pago por el tiempo de un día de trabajo; también suele ser utilizado con carácter más extensivo como un término que se aplica a los trabajadores agrícolas que no tienen posesión de tierras.

Ahora bien, por extensión de lo que implica el término jornalero, también se puede aplicar a los trabajadores del área agrícola que no poseen tierras, es decir que no trabajan algo que sea suyo. Lo que esta figura del jornalero representa también está muy vinculada a los grandes latifundios que se ubican al sur de España, y especialmente en aquellos de Andalucía. En algunas de las comarcas andaluzas, a los jornaleros que eran contratados durante la temporada de siembra o gañanía, se les denomina gañanes.

El jornal y el Salario mínimo interprofesional

el jornal y el jornalero

Dentro del territorio de España, el salario mínimo interprofesional (SMI por sus siglas) es el sueldo mínimo con respaldo legal que un trabajador puede cobrar, independientemente de la dedicación profesional de la persona. Este SMI se puede expresar de distintas maneras, todas con base en unidades monetarias; ya sea por día, por mes o por año de trabajo. Este SMI se publica cada año en el BOE.

Con la finalidad de poder establecer el salario mínimo que corresponde a cada año, se deben considerar de manera conjunta lo que es el Índice de precios al consumo (IPC), también lo que corresponde a la productividad media nacional, así mismo el incremento de la participación del trabajo en lo correspondiente a la renta nacional y también debe tomársele en cuenta a la situación económica analizada de una forma general. Este salario mínimo podrá ser modificado de forma semestral en casos en que existan variaciones sobre el presupuesto asignado del índice de precios al consumidor (IPC).

Lo siguiente son ejemplos del comportamiento que ha tenido el jornal en los últimos años. Para el año 2013 fue fijado por el Real Decreto 1717/2012, con la fecha del 28 de diciembre en 21,51 euros por cada día y 645,30 euros por cada mes, además de incluir 2 pagas extraordinarias. Si estas pagas se dividen en 12 pagas, cada una correspondiente a un mes del año, sin extras, el salario mínimo mensual que resulta asciende a un valor de 752,85 euros. Esta cantidad calculada, hace referencia al salario bruto, el cual correspondiente a lo que se denomina como un trabajo a jornada completa (que, en España, en la gran mayoría de las actividades laborales significa 40 horas de trabajo por semana, si esto se divide con el fin dejar un horario ene l que todos los días laborales de la semana tengan asignados la misma cantidad de horas, corresponde a 8 horas diarias). En la gran mayoría de los casos, si por alguna circunstancia se realiza una jornada inferior se percibirá una cuota o la parte proporcional correspondiente al tiempo trabajado

Según la categoría profesional del trabajador, así como los convenios empresariales que se lleven a cabo, dicha cantidad podrá ser aumentada o también podrá ser reducida en los casos en que el trabajador se encuentra en ciertas situaciones de formación. Las relaciones laborales y también las precisiones se encuentran expresadas en el Estatuto de los trabajadores

En diciembre del año 2011 ocurrió algo muy inusual, el Gobierno de Mariano Rajoy congeló el Salario Mínimo, esto es importante de resaltar porque por primera vez desde la implantación del salario mínimo ocurría esto. Para el año 2012 el gobierno del Partido Popular hizo lo mismo, mintiendo nuevamente congelado el salario mínimo. En el año 2014 esta misma situación se volvió a presentar, quedando congelado el salario mínimo en 645,30 euros al mes. Como anteriormente se mencionó, por obligación, un contrato ha de contar con 2 pagas extras, es de esta manera que, al sumar el prorrateo de pagas correspondiente a una parte por mes, el salario mínimo español neto, es decir después de impuestos, se quedaría en unos 752,85€ mensuales.

jornalero

Ahora abordemos lo que implican los jornales en lo correspondiente a la contabilidad. Dentro de la clasificación de los jornales especiales, existen cuatro tipos de jornales: el primero es un jornal de ventas, el segundo corresponde a un jornal de recibos de caja, la tercera clase de jornal refiere al jornal de compras y el último de los jornales especiales es un jornal de pagos en efectivo. Las empresas que hacen uso de alguno o varios de estos jornales publican las transacciones. En aquellos casos en los que el jornal no pertenezca a ninguno de los cuatro tipos de jornales especiales, la transacción será publicada en el jornal general, esto debido a que este jornal general puede adaptarse a prácticamente cualquier tipo de transacción. La división existe porque se establece una forma única para que se dé cabida a los tipos específicos de transacciones que contiene.

En cada una de las ocasiones en las que una compañía paga dinero en efectivo, para llevar el control, se publica un registro de esta transacción en el jornal que corresponde a pagos en efectivo. En este jornal se incluye a todos los pagos que sean realizados mediante el uso de cheques, pagos en efectivo y los tipos diversos de pagos electrónicos en los que el dinero pasa de manera inmediata al trabajador. En contabilidad, en todas las ocasiones en las que se paga en efectivo se le atribuye la cuenta de efectivo. El motivo que hace que esto suceda es que el dinero en “efectivo” es una cuenta de activo, y todas estas cuentas de activos tienen un saldo de débito normal. Este saldo representa el dinero con que la empresa cuenta de manera inmediata, esto implica que algunas cosas como saldos pendientes o cuentas por pagar no están incluidas en estos números.

Con la finalidad de que el control de los jornales se haga de una mejor manera, se registran todas las transacciones que se realicen durante el lapso de un mes, posteriormente se suman las columnas de jornales. Después de haber realizado lo anterior los totales de los débitos y créditos de la empresa deben ser iguales entre sí. Si esto no sucede, es evidencia de que durante el proceso se ha producido un error o equivocación. Posteriormente, cuando los totales están completos y a demás están verificados, se introduce cada total correspondiente a la columna en el libro mayor, el cual es un registro que se lleva de todas las cuentas y balances que la empresa tiene. Todos estos pasos son realizados para que la empresa pueda tener mejor organizadas las cuentas de lo que tiene, con lo que respecta al pago de los jornales.

Te puede interesar

Escribe un comentario