Promediar a la baja o al alza, ¿es beneficioso en bolsa?

promediar en bolsaCon toda seguridad que muchos de los inversores habrán escuchado alguna vez lo que es promediar en bolsa. Por supuesto, pero otra parte de ellos puede que desconozcan en que consiste esta singular estrategia destinada para la inversión. Antes que nada hay que aclarar que será muy diferente si se aplica sobre las ganancias, o por el contrario, sobre las plusvalías. No en vano, su significado será completamente diferente, y con una mecánica de operar también desigual.

Esta clase de operaciones se dan principalmente entre los pequeños inversores que cuentan con menos experiencia en los mercados de renta variable. Son quienes más las utilizan, rayando a veces en el riesgo. A partir de este momento la palabra promediar se hará muy popular por medio de las explicaciones de sus actuaciones. Pero no por ello, deberán utilizarse, y mucho menos con cierta frecuencia.

Promediar en bolsa puede constituirse en una acciones muy beneficiosa o perjudicial para tus intereses como ahorrador en función de cómo la apliques. Y en especial con la intensidad que des a estas operaciones tan especiales. Advirtiendo que solamente se mencionará sobre su gestión sobre los mercados bursátiles, y no sobre otros activos financieros (divisas, metales preciosos, materias primas, etc.).

Promediar a la baja

Vamos a empezar precisamente sobre esta tendencia, que es la que ofrece mayores peligros para los inversores, tal y como vas a poder constatar en este artículo. Pues bien, promediar a la baja se realiza cuando has perdido mucho dinero y bolsas y decides hacer nuevas compras en el mismo valor para intentar anular las depreciaciones de tu cartera de valores.

Lo primero que indica que tus posiciones no van bien en los mercados financieros. Ni mucho menos. Todo lo contrario, llevas evaporado mucho dinero y seguramente que haces las nuevas compras bajo precios más bajos. Esta estrategia es completamente normal ya que las acciones han perdido parte de su valor en las plazas de renta variable. Incluso puede que con excesiva virulencia.

Estas operaciones se desarrollan cuando la tendencia del valor es claramente bajista. Por eso no es de extrañar que sea un movimiento muy peligroso para tus intereses personales. Sencillamente porque pueden caer más sus precios, y en consecuencia las minusvalías se pueden agudizar en tu cuenta de resultados. Hasta niveles altamente desaconsejable de soportar.

Puedes hacerlo excepcionalmente una sola vez, pero no de forma reiterada, o con cierta frecuencia. Lo único que conseguirás es perjudicarte de la forma más ilógica posible. Ya que ni tan siquiera es considerada como una estrategia para la inversión. Solamente los pésimos inversores la utilizan alguna que otra vez, pero en la mayoría de las ocasiones con escaso éxito.

Efectos sobre la inversión

La primera consecuencia que notarás en tu cartera de inversión es que puede menguar con cierta rapidez. Hasta el punto de evaporarse parte del capital invertido en la renta variable. Seguro que tienes a algún amigo o familiar que ha experimentado este desagradable proceso. No le sigas en el intento si deseas preservar tus aportaciones económicas.

Es preferible que optes por otros valores menos complicados, sin tener que promediar en ninguna clase de operaciones en los mercados financieros. No en vano, será el escenario más desfavorable de toda la bolsa. No lo dudes, porque es así, tal y como atestiguan buen número de pequeños inversores, en especial los que cuentan con mayor aprendizaje en los mercados de renta variable.

Una de las consecuencias más graves que te puede generar estos movimientos es que pierdas más dinero del previsto en tus expectativas. Incluso en los casos más graves puede llegar a arruinar a las personas que se decantan por esta arriesgada estrategia desarrollada para la inversión. El mejor consejo que puedes tener a partir de ahora es no utilizar el promedio a la baja en ninguna circunstancia.

Promediar al alza

efectos en las alzasEsta operación, aunque se desarrolla bajo la misma mecánica, es diametralmente opuesta. Y las razones son precisamente las misma, pero en sentido contrario. Al comprobar que tus acciones se van apreciando en los mercados financieros tratas de aprovechar este movimiento. ¿Y de qué forma? Pues comprando nuevas acciones. Las consecuencias no tardarán en llegar en forma de nuevas plusvalías. Hasta niveles en los que no puedes poner límites, ni mucho menos.

Son unas operaciones muy favorables para tus intereses personales, y que si los formalizas podrás cerrar las posiciones con un saldo mucho más abundante de lo que preveías inicialmente. El único requisito para formalizar estos promedios al alza es que los mercados de renta variable dispongan de una tendencia claramente definida y que sea alcista. Y por supuesto que una cuenta corriente más que saneada para realizar compras de acciones en cualquier momento.

Se comprará acciones en varios niveles de precios, todos ellos en tendencia alcista. De forma que vayas conformando una inversión muy potente en función del capital aportado. Será más elevado que en otras operaciones que hayas realizado anteriormente. Pero por esto precisamente la recompensa será también mucho más generosa. Podrás experimentarlo a través de simulaciones en bolsa sin arriesgar un solo euro.

Generará mayores aportaciones

Una de las principales consecuencias de promediar, tanto a la baja como en subidas, es que tendrás más dinero. Esta aptitud imprimirá más riesgos a las operaciones, y por supuesto que por encima de lo habitual. Conviene que lo tengas en cuenta para no quedarte sin liquidez en tu cuenta corriente ante ´los gastos que tengas que afrontar en los próximos meses: pago de facturas, obligaciones fiscales, deudas a terceros o directamente la cuota de tu hipoteca.

También incidirá en que las ganancias o pérdidas sean más abultadas que en las operaciones más convencionales. De esta forma, los riesgos se incrementarán hasta niveles muy preocupantes en todos los casos en donde cedas parte del capital depositado. No estará de más que esta decisión la consultes a tu entidad financiera de toda la vida para que dé una solución, y quien sabe si hasta una alternativa favorable para tus intereses personales.

En cualquier caso, las recompras deberán ser por un número de veces no muy elevadas. Mientras menos promedies mejor te irá. Es preferible realizar nuevas operaciones en los mercados financieros que centrarte en solo valor. Dispondrás de una de las ofertas más amplias y diversificadas que existen en el sector de la inversión. No trates de hacerte millonario bajo esta singular estrategia. No en vano, podrá tener los efectos contrarios.

¿Por qué no debes promediar?

problemas al promediarLa primera reflexión que debes hacerte a partir de estos momentos es que no es positivo desarrollar esta clase de operaciones tan controvertidas y arriesgadas. La respuesta es muy clara, ya que se debe a que no es el escenario idílico para ningún inversor. Tenga el perfil que fuese, no deberán hacerlas bajo ningún escenario. Incluso muy limitadas en los procesos de corte alcista.

Promediar no resuelve ningún problema en la renta variable, sino todo lo contrario. Ayuda a agudizarlos, y hasta de forma muy preocupante para tus intereses dentro de los mercados financieros. No en vano, dispones de otras técnicas para la inversión más beneficiosas y que se basan en una técnica mucho más depurada. Cuando promedias en la bolsa significa que las cosas te van muy mal en los mercados, y es el único recurso que te queda.

Debes plantearte muy seriamente iniciar estos movimientos. Puede que a los pocos momentos te arrepientas de haberlos llevado a cabo. Esta es la sensación de muchos inversores que han pasado por este escenario. En donde a los pocos días de formalizar este curioso redondeo tienen la sensación de la grave equivocación que han cometido en su estrategia. No seas uno más de ellos.

Consejos para la inversión

Para evitar que no tengas más de un problema en tus relaciones con la renta variable, no te quedará más remedio que importar una serie de útiles consejos que te harán salir de más de un apuro en tus operaciones realizadas en los mercados financieros. Conviene que los tengas en cuenta para ir modelando tus posiciones de una forma correcta. Y en especial para proteger la bolsa de ahorro que vas a invertir en este modelo.

  • Si compruebas que estás perdiendo mucho dinero en la bolsa no promedies. Es mucho mejor abandones definitivamente tus posiciones para evitar mayor pérdidas en el capital invertido.
  • Para no implicarte en un proceso tan peligroso como este, solamente deberás abrir posiciones en la renta variable en valores que se muevan bajo una tendencia alcista muy bien definida.
  • Controla todos tus ahorros, y no hagas inversiones sin ningún sentido. Solamente pueden generarte unos efectos perniciosos sobre el saldo de tu cuenta corriente. Más de lo que piensas desde el principio.
  • Solamente los inversores con menor experiencia se encargan de materializar esta estrategia tan poco efectiva. Perdiendo más dinero del necesario en cada una de las operaciones abiertas en los mercados financieros.
  • Antes de promediar puede que estés perdiendo un porcentaje alto en tus inversiones. Pero quizás lo que no sepas, es que de materializar esta estrategia puedes dejarte por el camino mucho más efectivo.
  • No pienses que a través de esta técnica vas a mejorar tus posiciones en la renta variable. Sino todo lo contrario, empeorarás tu presencia en los mercados financieros, y puede que de forma irresoluble.
  • Promediar las acciones a la baja no es ninguna solución para salir de una posición un tanto airosa en los mercados bursátiles. Es un error que solamente desde ciertos círculos llegan a plantear. Será mejor que no atiendas a estas consideraciones por el pernicioso efecto que puede generarte si las aplicas a partir de ahora.
Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario