Primer ministro belga ofrece renuncia de su gobierno por el “Fortisgate”

El jefe de gobierno belga Yves Leterme puso a disposición su renuncia y la de todo el gabinete que preside luego de haber sido acusado de presionar a la Justicia en el caso del rescate del banco belga-holandés Fortis, que ya provocó la salida del ministro de Justicia.

El Tribunal de Casación, el más importante en cuanto a poder del país, tiene “indicios importantes” aunque no “prueba jurídicas” que el Gobierno de Leterme influenció a la justicia en este caso.

El primer banco privado de Bélgica, orgullo nacional y símbolo de solidez durante mucho tiempo, fue uno de los primeros de Europa en sufrir de lleno la crisis financiera mundial, que motivó que el gobierno belga lanzase en octubre un plan de rescate de urgencia.

Aunque en primera instancia Leterme era venerado por evitar la quiebra de Fortis y el colapso del sistema financiero, en los últimos días recibió dos cachetazos fuertes.

Primero, la justicia belga aceptó el viernes pasado una demanda de los accionistas minoritarios del banco y declaró que todas las decisiones tomadas sobre el holding para hacer frente a la crisis financiera deberían ser aprobadas por éstos.

Sin embargo, lo peor fue cuando el Tribunal de Casación acusó a Leterme de haber presionado a la justicia para evitar un pronunciamiento desfavorable. Incluso, el propio funcionario admitió que hubo “contactos” entre sus servicios y un representante de la fiscalía y el marido de una juez a cargo del caso de Fortis.

Te puede interesar

Escribe un comentario