Préstamos Erasmus, ¿cómo conseguirlos?

Los préstamos para que los jóvenes puedan realizar un erasmusLos intercambios culturales entre los jóvenes españoles son cada vez más frecuentes. Forma parte de su formación académica, y como consecuencia de ello deciden pasar unos días – junto a otras personas con sus mismas características, pero de diferente nacionalidad – en otros destinos ajenos a su lugar de destino: Milán, Paris, Bruselas, Viena, Amsterdam… No obstante, el principal problema que tienen para poner en marcha esta actividad cultural es que tendrán que financiarla: viajes, estancia, comidas, etc. Y habitualmente, no les quedará otra solución que recurrir a uno de los muchos préstamos que comercializan los bancos para satisfacer esta necesidad de los estudiantes.

El importe para aceptar este reto de carácter cultural puede proceder de tus propios ahorros, o más generalizado a través de la ayuda económica que partirá de tus padres, que serán los que se encarguen finalmente de sufragar estos intercambios culturales. Pero de no ser así, no habrá más remedio que acudir a la sucursal bancaria más cercana y solicitar una vía de financiación para afrontar los gastos que conlleva estos viajes culturales. No solamente para los desplazamientos, sino también para el alojamiento y mantenimiento de los chavales. Y hasta probablemente que la ampliación en la formación en los países en que desarrolles el intercambio cultural.

Ante este escenario que se les presentan a los jóvenes españoles, buena parte de las entidades bancarias han confeccionado unos préstamos muy específicos que tienen como finalidad financiar estos gastos. Son los denominados Préstamos Erasmus, que se han instalado de forma definitiva en el panorama bancario actual. Y bajo unas condiciones muy favorables para tus intereses. No solamente por sus condiciones de contratación, sino por los tipos de interés que aplican, mucho más competitivos que en las financiaciones tradicionales.

Conceden hasta 15.000 euros

La cuantía que conceden estos préstamosSu formalización te incentivará a pagar menos por ellos, en relación a un préstamo para comprarte un coche, o para pasar las próximas vacaciones con tus amigos. Será en torno a un 6%, y generalmente sin comisiones u otros gastos administrativos que encarezcan el precio final de tu demanda. Supondrá una propuesta irrechazable si tus deseos es acudir a un intercambio cultural, junto a otros jóvenes con las mismas inquietudes que tú, en los próximos meses. Podrás elegir entre una amplia gama de propuestas, aunque muy parecidas entre todas ellas. Y en donde cualquier detalle, por nimio que sea, será determinante para que lo suscribas.

Te conceden hasta 15.000 euros aproximadamente, para realizar los pagos que se derivarán de tu estancia en otro lugar ajeno a tu entorno familiar. Con un plazo de amortización más rápido de lo habitual, que te llevará a que lo devuelvas en no más de 2 años, incluso para cerrar la operación en pocos meses. Contando, en muchas de las ofertas presentadas por las entidades financieras, con un período inicial de carencia (de hasta seis meses) para que puedas pagar mejor las cuotas mensuales que abonar al banco por la concesión del préstamo.

¿Cómo son estos préstamos?

¿Cuales son las características de estos préstamos?Esta vía de financiación tan específica que impulsan los bancos se caracteriza porque tiene una finalidad muy concreta, que no es otra que financiar los intercambios culturales. Cualquier otra necesidad que tengas no estará contemplada en su concesión bajo ningún aspecto, y deberás recurrir a otros préstamos que están habilitados en la actual oferta bancaria. Asimismo, será una operación – a pesar de pedirte menos requisitos – que necesitará probablemente que sea avalada por tus padres. Si cumples esto, lo dispondrás rápidamente en tu cuenta corriente, en no más de 5 o 7 días desde tu solicitud.

En cualquier caso, no tendrás bonificaciones como te ocurre con la demanda de otros préstamos. En este sentido, están generalmente cerrados y no están abiertos a domiciliaciones de nóminas, o incluso recibos domésticos. En cambio, son más flexibles para financiar los gastos que se deriven de la ampliación de tus estudios. Incluso para comprar libros, material didáctico u otro de naturaleza académica.

Podrás hacer una amortización anticipada de los mismos, pero será conveniente que leas la letra pequeña del contrato, porque probablemente contemple una penalización con fuertes comisiones (en torno al 2%) por esta operación. Sino deseas que esto ocurra, será recomendable que ajustes el plazo de devolución a tus necesidades personales. También será aconsejable que te fijes en el contrato para constatar si tienes que pagar alguna de sus comisiones (apertura, estudio, cancelación anticipada, etc.). Aunque lo habitual en su confección es que estén exentas de ellas.

Los mejores préstamos que te ofrecen los bancos

Los mejores préstamos que te ofrecen los bancos para sufragar los gastos de este viajeAnte la necesidad de solicitar uno de estos préstamos, no tendrás ningún problema ya que la oferta apuntada desde las entidades financieras es muy extensa. Con diferentes propuestas que será conveniente que repases con cierto detenimiento para comprobar cual encaja mejor en tu perfil como demandante de esta clase de productos para la financiación de los más jóvenes.

Desde este escenario, destaca la propuesta que te realizan desde BBVA, bajo el Préstamo Blue Erasmoo. Se trata de una fuente de financiación que te aporta un importe máximo de 6.000 euros, y que parte de un período de carencia total de capital e intereses que llega a los 2 años. Kutxabank también aporta una financiación de esta categoría, por el mismo importe, y que en este caso se caracteriza porque es compatible con el resto de préstamos existentes para matrículas, tasas….

Openbank, por otra parte, ha habilitado en su oferta al Préstamo Erasmus, que esta ocasión aporta mayores recursos económicos para que los universitarios puedan desarrollar esta actividad con mayor desahogo. Concede a sus demandantes hasta 18.000 euros, aplicándoles un tipo de interés del 8,00% nominal, pero completamente exento de comisiones y otros gastos en su gestión.

Todas estas propuestas se rigen bajo unos requisitos parecidos, en donde tendrán que aportar el curso al que van a acudir, y sobre que puedan avalar la operación bancaria, bien personalmente, o a través de los ingresos de sus padres. Asimismo, están confeccionados para estudiantes menores de 30 años que deseen financiar estos gastos.

Y como complemento a esta oferta, siempre queda como recurso acudir a las propuestas que mayoritariamente vienen realizando las principales entidades bancarias. Es decir, los préstamos (más genéricos), que tienen como objetivo la ampliación de estudios universitarios, masters, cursos de postgrado, o viajes al extranjero, entre otros. Y que en todos los casos están comercializados bajo las mismas condiciones de contratación, con interés sobre el 7%, y sin incluir comisiones o penalizaciones.

Si deseas analizar esta oferta bancaria, probablemente tengas que recurrir a los departamentos juveniles que disponen las entidades para satisfacer las necesidades de los clientes procedentes del sector juvenil de la población española. Incluso con alguna que otra promoción que pueda rebajar su tipo de interés. Incluso para viajes de intercambio diferente al Erasmus, y abarcar a mayor número de clientes, sin exclusiones por su selección.

Diez consejos para contratarlos

En el caso que estés ante esta situación, y vas a suscribir un Préstamo Erasmus, es más que aconsejable que adoptes una serie de recomendaciones que te serán muy útiles para afrontar este proceso ante el banco. Sin lugar a dudas, te ayudará a mejorar las condiciones de contratación, y hasta a lo mejor para ahorrarte unos cuantos euros al firmar la operación. Especialmente cuando no sabes por cual formato decantarte, o tienes dudas entre algunos de ellos.

A través de un análisis detallado de la oferta desarrollada por los bancos, podrás optimizar la elección de tu préstamo para asistir a un curso de intercambio cultural. Probablemente todos te valgan para sufragar los gastos, pero solamente unos pocos se adaptarán a tu perfil concreto como demandante. Siempre que tengas presente las siguientes consideraciones.

  1. Decántate por aquellas vías de financiación que no contemplen gastos adicionales: comisiones y otros desembolsos originados en su formalización.
  2. Elige los modelos que estén desarrollados con los plazos de devolución más flexibles, para que puedas adaptarlos a tus propias necesidades, y puedas pagarlos sin demoras.
  3. Deberás conocer que se trata de una oferta muy dinámica, en la que puedes encontrar créditos bajo intereses más competitivos, y de esta forma ahorrarte algunos euros en su formalización.
  4. No optes por el primer préstamo que te ofrezca, sino que tendrás que atender las diversas propuestas que han desarrollado desde el sector bancario para afrontar estos gastos tan especiales.
  5. Si tienes contratado otros productos bancarios (seguros, fondos de inversión, tarjetas de crédito, etc.), será mejor que lo negocies directamente con la entidad, ya que seguramente puedas mejorar sus condiciones.
  6. Piensa que será más favorable para tus intereses agotar otras vías de financiación menos onerosas, para que te de esta forma su concesión te salga más barata, y que principalmente procederá de las ayudas oficiales, y hasta de tus propios familiares.
  7. Te exigirán menos requisitos para su concesión que a través de los préstamos convencionales, pero en cualquier caso tendrás que avalar la operación, aunque sea a costa de los ingresos de tus padres.
  8. No agotes el importe máximo que te conceden los bancos, sino únicamente la cantidad que realmente necesites para completar tu formación, y que es la forma más efectiva de hacer rentable tu solicitud.
  9. Conviene que vayas repasando la oferta que preparan las entidades financieras para cubrir estas necesidades, porque se van renovando regularmente, y puede que hasta mejoren los contratos que tengas que firmar.
  10. Y finalmente, es altamente aconsejable que tengas presente, que se trata de una de las fuentes de financiación que se comercializan bajo las mejores condiciones de suscripción que hay en el sector bancario, por encima de la destinada al consumo, necesidades personales, o compra de bienes materiales.

 

Te puede interesar

Categorías

Préstamos

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario