Preparando el próximo curso escolar: las becas

Preparando el próximo curso escolar: las becas

Una de las tareas pendientes de todos los españoles y de muchos hispanoparlantes es la preparación para el próximo curso escolar. Si bien es cierto que muchos terminamos cansados del curso escolar terminado y queremos tener nuestras merecidas vacaciones, tan bien es cierto que cada año son más costosos los cursos escolares y más cuando no ahorramos para ello. Una de las soluciones buenas para conseguir obtener nuestra educación o la de nuestros hijos es conseguir una beca para pagar las facturas. El viernes pasado, el ministro Wert dio luz verde al nuevo Decreto sobre la baremación a tener en cuenta para las próximas becas. Estos baremos se aplicarán ya durante las próximas semanas con las primeras matriculaciones de cada enseñanza y en septiembre con el resto de matriculaciones.

El sistema de becas se mantendrá igual al año pasado, cambiando algunos números, pero básicamente se mantendrá dos tipos de retribución: la retribución fija y la retribución variable. La primera retribución dependerá de la nota media y de la renta familiar, mientras que la retribución variable dependerá además de otros factores como la asistencia, la nota media, las necesidades,etc…

La retribución fija tanto en enseñanzas no universitarias como en las universitarias será de 1.500 euros, dependiendo de la renta familiar, a lo cuál habrá que sumar 1.500 euros si el alumno necesita irse de su domicilio habitual. Luego dependiendo de las asignaturas matriculadas, tendrá más o menos dinero, según las tasas universitarias. Pero todo tiene su trampa y su cartón. Por un lado, las becas de enseñanzas no universitarias tendrán un mínimo de 200 euros, es decir, que cobrando esa cantidad a través de cualquier apartado, el Gobierno puede ampararse y negar el resto en función de su opinión. En el caso de las becas universitarias, por de pronto hemos encontrado una pequeña trampa a la que habrá que estar atentos. Los créditos no necesarios para conseguir el curso no se pagarán. Es decir, si cursas una carrera en la que hace falta 60 créditos para superar el curso y en primero suspendes una asignatura, si en segundo la quieres recuperar y se supera los 60 créditos o eliges cuál no cursar o arrastras la suspendida o pagas de tu bolsillo la asignatura.

“Las mejores becas son las que se pueden pagar por uno mismo a base de ahorro”

Aún con todo, recordad que los excesos se pagan y dentro de unos meses habrá que iniciar un nuevo curso escolar con sus gastos y que las becas no son algo asegurado y, aunque lo fueran, no van a cubrir el 100 por 100 de los gastos. Tenedlo en cuanta, os ayudará a mejorar vuestras finanzas personales.

 

Te puede interesar

Escribe un comentario