Polémica por la ayuda financiera a AIG

La crisis financiera global debería de dejar algunas experiencias y vivencias positivas luego de tantas consecuencias negativas. Una de las principales, además de la grave caída económica de las naciones del mundo, fue la quiebra masiva de grandes bancos, empresas y multinacionales que se han visto ahogadas en un sistema sin salida.

En los días más graves desde la explosión de la crisis, las grandes e imbatibles corporaciones financieras pasaron del pode al socorro y auxilio del Estado, única salvación posible ante de la desaparición. AIG fue una de las más perjudicadas y que más influía en el sistema financiero, pero nuevamente fue beneficiada, pues el Banco Central de los Estados Unidos le otorgó una importante suma en créditos, decisión que causó gran rechazo entre los contribuyentes y ciudadanos estadounidenses.

Además, el presidente de la Reserva Federal (FED), Ben Bernanke, defendió la decisión del Banco Central de ceder grandes créditos a AIG pues caso contrario “ingresaría en una quiebra totalmente desordenada”.

Lo que el Gobierno de Estados Unidos debe saber es que hasta hoy existe una gran cantidad de ciudadanos en la quiebra, con la simple diferencia de que nadie les puede brindar ayuda.

Te puede interesar

Escribe un comentario