Polémica decisión de aerolíneas británicas

british-okey

El sector, en crisis, no está de para bienes hace varios meses ya. Y, en medio de grandes pérdidas para casi todas las empresas, varias compañías británicas pusieron en marcha un mecanismo para disuadir a los pasajeros que presenten síntomas de gripe a de subirse a un avión.

Las compañías decidieron hacer caso a las recomendaciones del ministerio de Sanidad de ese país, que aconsejó a los pasajeros que puedan haber contraído el virus A (H1N1) que posterguen el vuelo hasta que los síntomas de la enfermedad hayan desaparecido.

Desde British Airways afirmaron que “si estamos preocupados por un pasajero o si uno de ellos está preocupado, disponemos de un servicio médico las 24 horas del día que llamamos para que dé consejos al personal”.

Según explicaron en BA, por el momento ninguno de los pasajeros a los que se les recomendó que no viajaran se negó a seguir el consejo.

Virgin Atlantic tomó la misma iniciativa con un asterisco: “Si el equipo médico piensa que hay motivos para no volar, se pedirá al pasajero un certificado de un médico o de un hospital que garantice que es apto para volar, y lo meteremos en el próximo vuelo disponible a nuestro cargo”, explicó Paul Charles, director de comunicación de la firma.

Gran Bretaña tuvo 29 muertos a causa de la enfermedad y es el país europeo con más víctimas fatales.

Te puede interesar

Escribe un comentario