Para entender el conflicto del agro argentino

Conflicto del agro argentino

Casi 80 días, desde que el gobierno anunció los impuestos a las exportaciones que derivó en el conflicto entre las patronales agrícolas y el gobierno argentino, no han sido suficientes para poner fin a las hostilidades de uno y otro lado. Es más, el conflicto parece cada vez de más difícil solución, desde que la intransigencia de las posiciones ha llegado al límite de lo racional. Luego de haber fracasado en los  diálogos en un par de oportunidades, con cambio de Ministro de Economía mediante, el lunes parecía que se iban encontrar frente a frente el gobierno y a los representantes rurales.

Pero distintos inconvenientes surgidos durante el fin de semana hicieron que esa posibilidad no se pudiese concretar. Se celebraron dos actos, uno que núcleo a los simpatizantes agrícolas y otro liderado por la presidenta Cristina Fernández. El primero, según cálculos de la prensa, fue algo más numeroso, pero lo que llevó a que el oficialismo suspendiera el diálogo pactado para el lunes fueron unas declaraciones que el gobierno entendió como agraviantes.

En mi opinión, este ya no tiene como objetivo principal solucionar el conflicto, en cambio, su preocupación parece ser no dar el brazo a torcer por lo que podríamos denominar amenazas sucias. No es que tenga mucha simpatía por la causa de los rurales, pero sin duda la postura del gobierno, en este momento, es excesivamente defensiva.

Los mercados internaciones, por lo pronto, siguen a la expectativa por que pueda suceder en uno de los más grandes exportadores de soja y trigo del mundo. Ya se han manejado posibles cifras acerca del descenso de las exportaciones disponibles en el mercado internacional y de las posibles repercusiones sobre los precios, todas estas agravantes a la crisis de los alimentes que tanto perjudica a los más necesitados que el gobierno Argentino siempre pregona defender.

 VIA – REUTERS

Te puede interesar

Categorías

Noticias

Rodrigo Gorga

Tengo 20 años y vivo en Montevideo Uruguay, donde nací. Estudio Economía en la Universidad del República y estoy cursando tercer año de esa... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Julián Manuel dijo

    Soy argentino y creo que este artículo describe muy bien la situación actual.
    Como muchos argentinos no pertenezco a ningún grupo político, ni a ningún otro grupo organizado.
    Me parece importante destacar que (a mi entender) el objetivo de las retenciones no es ni la redistribución de la riqueza, ni la disminución de la pobreza ni la mejora de la equidad. El signo del resultado fiscal depende enormemente de las retenciones a la exportación (Debe tenerse cuidado cuando se analizan los datos oficiales que son muy manipulados. Pensemos en el Indec). Pareciera que es simplemente usado como fuente de ingresos fiscales. De hecho el gobierno no a tomado ninguna medida para transferir los ingresos de las retenciones al consumo de los alimentos por parte de las clases más castigadas.
    El gobierno debería establecer reglas de juego de largo plazo (nos gusten o no) pero no es bueno que con la excusa de la realización de Políticas de Sintonia Fina se tomen permanentemente medidas discrecionales que desalientan la inversión. Se debería alentar a que el sector privado invierta, se genere empleo y aumente la demanda y por último el producto aumente. Si se usase el ingreso de las retenciones para compensar a los sectores más pobres se podrían bajar las retenciones a porcentajes mucho más bajos. Obviamente no es fácil establecer un esquema de transferencia, pero SI es posible. El sector agropecuario no es filántropo, es un agente económico que actua buscando el interés propio, como el resto de los agentes. El gobierno debe evitar que en la búsqueda de ese interés propio aumente la pobreza. Pero las actuales medidas son terribles pues se desalienta la creación de empleo, los sectores más pobres enfrentan unos precios inflacionarios que NO son los que reflejan los ídices oficiales. De este modo con la excusa de favorecer a los desprotejidos, en la Argentina no se consiguen los cortes de carne básicos (son baratos, pero no hay oferta) y se subsida el consumo de los cortes de calidad como el lomo (que son consumidos por la clase media alta) por que no se exporta.

  2.   Marc dijo

    Leed esta visión sobre Argentina desde España y porqué Argentina nor ecibe inversión extranjera.

    http://investorsconundrum.com/2008/06/01/%c2%bfinvertir-en-argentina-tu-estas-loco/

Escribe un comentario