Otra guerra, ¿otro negocio?

Siempre se ha dicho quienes se oponen terminantemente a todo acto bélico, que una guerra representa la muerte para unos y un gran negocio para otros. Incluso, el financiamiento de un emprendimiento militar requiere sí o sí de un capital para poder sostenerla.
 
Para Estados Unidos, una guerra es un gran negocio pues os permite vender armamento a determinados países, camino muy habitual, por ejemplo, para los Estados Unidos, donde el mayor gasto que realiza la nación lo hace en sus Fuerzas Armadas.
 
Por ello, para sostener toda la estructura y el gasto en defensa es preciso buscar nuevos negocios que financien a terceros y generen “ingresos” al país emisor. Hoy, Estados Unidos decidió intervenir junto a Francia y Gran Bretaña en la embestida militar contra el líder libio, Muhamad Kadafi.
 
Otra guerra ha comenzado, pero que no quepa duda que otro negocio también.

Te puede interesar

Escribe un comentario