Oficialmente, Grecia reconoció que no puede cumplir sus metas fiscales

Finalment, lo que hemos anticipado durante varios días ya es un hecho, porque Grecia reconoció que no podrá hacer frente a las metas fiscales impuestas para poder reducir su déficit, lo que aporta una nueva cuota de incertidumbre financiera global.

De acuerdo a las estimaciones, los índices son preocupantes, pues el rojo alcanzaría el 8,5 por ciento del Producto Interno Bruto. Incluso, como otro dato negativo, ya se prevé que para el año 2012 el PIB se contraerá hasta un 2,5 por ciento, lo cual establece perspectivas más que desalentadoras.

Ante este panorama internacional, el bloque europeo ya asume como muy complicada la tarea de comandar un continente en seria crisis evitando que una recesión o depresión financiera de inicio a una nueva etapa de retracción global de la cual más difícilmente se podrá superar.

Por ahora, el anuncio de Grecia vuelve a ratificar que la verdadera esencia de la crisis financiera se encuentra sí en parte en Estados Uindos, pero el verdadero problema a nivel mundial radica en Grecia y sus consecuencias para toda Europa, Asia y América Latina.

Te puede interesar

Escribe un comentario