Obama reconoce crisis en la economía y la política

Los tiempos no son sencillos para el mundo. Ni lo es para el continente europeo ni lo es para los Estados Unidos, que desde que sufrió el estallido de la burbuja hipotecaria en el año 2008 intenta recuperar el control de la economía. Por ello, en una conferencia, el propio presidente Barack Obama admitió que “son tiempos duros pues hay cosas que no están bien”.

En lo que fue uno de los presidentes más esperados por la comunidad internacional luego de la crítica gestión de George Bush hijo, Obama acumuló un gran apoyo popular que ha retrocedido gradualmente a medida que avanzaba su gestión.

Ahora, el Primer mandatario reconoció que la situación es crítica pese a que aún defendió las políticas económicas implementadas por el Gobierno. Desde hace unos meses, el propio Obama encabezó la campaña para una nueva reforma financiera.

Por el momento, Estados Unidos crece pero en niveles muy moderados. Los republicanos, la oposición política, aseguran que una nueva crisis es muy posible. Los demócratas, oficialistas, aseveran que el camino del crecimiento “casi es un hecho”.

Te puede interesar

Escribe un comentario