Nuevo sindicato busca competir mejor con las empresas multinacionales

Manhattan

Los sindicatos encuentran, generalmente, en las compañías multinacionales un gran enemigo. El poder de estas es muy enorme; por la cantidad de capitales que manejan su poder de negociación es siempre muy importante, frente a los gobiernos y frente a los trabajadores mismos.

Es con la iniciativa de equiparar fuerzas que planean juntarse dos sindicatos de ambos lados del Atlántico. Por un lado, el británico Unite, y por el otro el United Steelworkers Union (USW). Este último nuclea trabajadores de Canadá, Estados Unidos y el Caribe. Este “supersindicato”, se abarcaría un total de tres millones de trabajadores, dos aportados por la primera y el millón restante por USW.

La idea es poder trabajar conjuntamente en asuntos internacionales. Cuando se enfrentan un sindicato nacional y una empresa multinacional, la relación de poder es claramente asimétrica. Es que este tipo de empresas cuenta con mayores influencias. Por ejemplo, estas utilizan la localización de la empresa en otro país como medida de presión a los trabajadores.

Esta unión se mira con optimismo aunque se admite que las limitaciones son muchas especialmente en lo que tiene que ver con recursos económicos.

VIA – El país

Te puede interesar

Escribe un comentario