Nuevo régimen fiscal en el Reino Unido hace peligrar a Londres como principal centro financiero.

Londres

El gobierno laborista del Reino Unido dirigido por el primer ministro Gordon Brown, impulsa un nuevo régimen fiscal. Este está basado en un mayor control del Estado a las entidades financieras extranjeras.

En cuanto a innovaciones en el campo financiero específicamente, las nuevas medidas  atacan la existencia de paraísos fiscales. También hay para los residentes extranjeros: aumento de impuestos para estos y una disminución del número de visitas permitidas para aquellos extranjeros exentos de carga impositiva.

Los reparos por parte de los empresarios no se hicieron esperar. A través de la Asociación de la Banca Extranjera, estos, con un tono que no deja de ser amenazador, afirman que con este tipo de medidas peligra la posición como principal centro financiero de la cuidad de Londres.

Te puede interesar

Escribe un comentario