Nueva Ley de Mutuas e Incapacidad Temporal

Baja laboral

El Consejo de Ministros aprobó la semana pasada el Real Decreto de gestión de la incapacidad temporal en el primer año de duración y el proyecto de ley de mutuas. Desde el ministerio de Empleo y Seguridad Social se cree que con esta medida se conseguirá un ahorro cercano a los 300 millones de euros con la mayor intervención de las mutuas en estos procesos, ya que estas, entre otras cosas, podrán realizar el seguimiento de la prestación de incapacidad temporal derivada de enfermedad común desde el primer día de la baja.

Pero, ¿cuáles son las novedades principales que debemos tener en cuenta ahora si cogemos una baja médica por enfermedad común? En primer lugar que los médicos de la Seguridad Social siguen teniendo la última palabra en el alta, a pesar de que el Gobierno barajó la posibilidad de que fueran las mutuas las que pudieran dar el alta.

Por otra parte, los trabajadores ya no tendrán que ir al centro de salud cada siete días a por el parte de baja. Ahora estos se ajustarán a la previsión del seguimiento clínico. Los médicos contarán con una serie de tablas según las patologías del trabajador, su edad y su actividad laboral. De esta manera, la nueva ley estipula que la baja mínima será de cinco días. Si se sitúa entre cinco y treinta días, el parte de la confirmación de la baja se deberá expedir cada dos semanas. Si la baja se prolonga entre uno y dos meses, el parte de confirmación se hará cada 28 días. En enfermedades de más de dos meses, el parte se hará cada 35 días.

Otro dato a tener en cuenta es que las mutuas pueden sugerir a la Seguridad Social el alta de un trabajador cuando observe que no está impedido para llevar a cabo su trabajo. Estas también podrán controlar a las personas de baja desde el primer día, no desde el decimosexto como era hasta ahora. Y si un trabajador no se presenta a un reconocimiento médico se le puede suspender la prestación cautelarmente. Si en el plazo de cuatro días no ha justificado su ausencia, se extinguirá la situación de incapacidad temporal.

Asimismo se simplifican los trámites para el acceso a la prestación por cese en la actividad por la que cotizan los trabajadores autónomos y las empresas podrán aplicarse antes las deducciones por incapacidad temporal. En los partes de alta y baja se deberá hacer constar de forma obligatoria la duración probable de la incapacidad temporal y la fecha del nuevo reconocimiento médico.

Te puede interesar

Categorías

Empleo

Jose Manuel Vargas

Me llamo José Manuel, soy de Jerez de la Frontera pero en la actualidad vivo en Narón (A Coruña). Licenciado en Filología Hispánica, he... Ver perfil ›

Escribe un comentario