Nueva Ley de Colegios Profesionales ¿desaparecerán los gremios?

Nueva Ley de Colegios Profesionales ¿desaparecerán los gremios?

El Gobierno ha anunciado que está preparando una nueva Ley de Colegios Profesionales con el fin de mejorar el Trabajo y la Economía de España. Este anuncio ha levantado bastante revuelo y nos para menos ya que de cumplirse los puntos que quiere tratar, la nueva Ley de Colegios Profesionales supondrá un gran revulsivo para el mercado laboral español, por lo menos desde que se liberó la economía de las manos de los antiguos gremios.

Actualmente hay ciertas profesiones que para poder actuar o ejercer en ellas se necesita estar registrado en un Colegio Profesional, es lo que vulgarmente se llama estar “Colegiado“, parece ser que esta fase desaparecerá para algunas profesiones si se lleva a buen término la nueva ley. En total se reducirá esta obligación a 38 profesiones de las 80 que hay actualmente. Profesiones como médicos, dentistas, farmacéuticos, veterinarios, enfermeros, fisioterapeutas, podólogos, ópticos-optometristas, biólogos, físicos, químicos, geólogos, psicólogos, arquitectos, arquitectos técnicos, abogados, procuradores, graduados sociales, notarios, registradores de la propiedad y mercantiles, así como las ingenierías e ingenierías técnicas reguladas seguirán teniendo como obligación el estar colegiados mientras que el resto se libera de esta opción aunque los colegios profesionales de esas profesiones seguirán en funcionamiento.

Esto hace que muchos profesionales tengan un gasto menos a la hora de ejercer su profesión, como por ejemplo los administradores de fincas. Luego, cada comunidad autónoma tendrá derecho a la reserva de actividad de profesiones que no necesiten titulación académica y otras muchas desaparecerán de este listado a nivel nacional, es decir, habrá aún menos profesiones que no necesitan de titulación universitaria que no estén restringidas a este requisito.

240 euros será la cuota máxima impuesta a los Colegios Profesionales

Pero puede que lo más trascendental de esta nueva ley de colegios profesionales sea la limitación de la cuota. En esta nueva ley se regula bastante todo lo económico que hay en la relación profesional-colegio, como la cuota de colegiado, la cual no deberá pasar nunca de los 240 euros anuales, algo que me parece exagerado, tanto la limitación como el colegio que haya excedido tal cifra. Si hoy en día hay mucha literatura acerca de porqué se debe de reducir la cuota de autónomos, imaginaos que a un farmacéutico tenga que pagar 240 o 300 euros de cuota a su colegio profesional y encima para poder ejercer su profesión, sencillamente bestial hablando en términos empresariales.

Junto a esto está el cambio de la adscripción geográfica, si se aprueba esta nueva ley, cualquier profesional podrá inscribirse en el colegio de la comunidad autónoma o provincia que desee, es decir, si un médico vive en el País Vasco y quiere ejercer la medicina privada, puede o bien inscribirse en el Colegio Profesional de Euskadi o bien inscribirse en el Colegio Profesional de Murcia. Esto es positivo porque por un lado mina la dictadura de los Colegios Profesionales, pero por otro lado hay que saber que esta medida es puramente política y son los propios profesionales y sus colegios los que tendrán que decidir si continuar con la política o con su profesión.

Personalmente creo que esta nueva ley tiene cosas positivas, creo que hoy en día, cuotas como la de estar colegiado para poder ejercer tu profesión deberían de abolirse, pero también reconozco que los colegios profesionales son un duro escollo que los gobiernos tropiezan muchas veces para cometer sus tropelías económicas  y que quitarles poder o autoridad podría empeorar la situación del país. Sea como sea, la ley todavía está en anteproyecto y aún queda mucho para aprobarse, puede que haya algún cambio de última hora ¿ no creéis?

Te puede interesar

Escribe un comentario