Nigeria, cuanto más rico es el país más pobre es su población

Nigeria

Nigeria es un país sumido en una dramática paradoja. A medida que se hace más rico su población empobrece. La nación más poblada de África y el mayor productor de petróleo del continente negro ha visto aumentar su economía hasta en un 60% en estos últimos años, colocándose por delante de Sudáfrica en los datos del Banco Mundial.

Sin embargo, la encuesta más reciente sobre el nivel de pobreza de este país, publicada en el 2012, muestra que el 61% de los nigerianos vive con menos de un dólar al día frente al 52% del 2004. En la zona norte, donde según los cálculos de Amnistía Internacional han sido asesinadas por insurgencias islamistas más de 600 personas en lo que llevamos de año, la pobreza aún se recrudece más.

Estos números subrayan las deficiencias del gobierno nigeriano y el desequilibrio económico existente. Según el Banco Mundial la economía del país había crecido un 6% durante el 2006, pero ese mismo año las fuentes de alimentación para la población eran de las más escasas de África.

Nigeria crece gracias al petróleo del sur del país. El crudo supone el 80% de los ingresos totales del gobierno y un 95% de sus exportaciones al extranjero. A pesar de todo el 24% de la población activa está desempleada, en un país en el que curiosamente el 62% de sus 177 millones de habitantes tiene menos de 25 años. De ahí que el desempleo de los jóvenes puede resultar una seria amenaza para la estabilidad económica y política del país.

Si en el sur hay petróleo, en el norte de Nigeria un 80% de la población vive bajo el umbral de la pobreza. La falta de oportunidades ha provocado que millones de personas emigren hacia el sur en busca de un empleo. A esto hay que añadirle los conflictos de los grupos islamistas que intentan desestabilizar al gobierno con campañas de atentados que han dejado ya miles de muertos en los últimos años.

La desigual distribución de la riqueza petrolera es precisamente lo que sustenta la paradoja económica de Nigeria. Un país que ha querido desarrollar los sectores petrolíferos, la banca y las telecomunicaciones y ha dejado de lado entre otros a la agricultura. Si el gobierno ayudara más a quienes se dedican a la tierra tal vez el desequilibrio no sería tan grande.

En definitiva, el progreso social es lento en Nigeria. Junto con Afganistán y Pakistán son los únicos países del mundo en donde la polio aún es endémica. Es solo un pequeño pero cruel ejemplo de lo mucho que aún debe crecer.

Imagen – Sun

 

Te puede interesar

Escribe un comentario