Moody’s considera a España la cuarta economía de la eurozona

Moody's

La agencia de calificación de riesgo, Moody’s, aquella que realiza la investigación financiera internacional y el análisis de las entidades comerciales y gubernamentales vuelve a situar a España en una clara tendencia económica al alza gracias al impulso de las exportaciones. Tanto es así que, a pesar de la realidad que los españoles de a pie siguen viviendo, la agencia nos sitúa como la cuarta economía de la eurozona.

Las exportaciones siguen siendo el principal motor de crecimiento en España. Sin embargo, Moody’s también espera que la demanda interna comience a contribuir positivamente en este crecimiento a partir de los próximos meses. Según la propia agencia de calificación, el gobierno de Rajoy ha luchado por estabilizar las finanzas públicas aumentando los impuestos, congelando los salarios públicos y frenando el gasto a pesar de las protestas masivas de los ciudadanos.

Estas dolorosas reformas han empezado a dar resultado desde mediados del 2013, tras el terrible colapso del sector de la construcción en el año 2008. Si bien el crecimiento económico transcurre lento, con una tasa de desempleo que aún alcanza el 27%, Moody’s es optimista con España. De esta manera elevó la calificación de crédito soberano a nuestro país, declarando su economía solvente aunque todavía vulnerable a la crisis.

La agencia elogió asimismo todas las reformas llevadas a cabo por el PP, incluyendo la reforma laboral y sus leyes de contratación y despido más flexibles. Sí, aquellas mismas que propiciaron tantas manifestaciones en las calles de las principales ciudades del país.

Lo cierto es que Moody’s considera que las finanzas públicas españolas van a ir mejorando considerablemente a lo largo de este año y el siguiente, pero lo hará aún a un ritmo débil. El Gobierno aseguró ya que el déficit público se redujo a un 6,62% del PIB en el 2013 (en el 2012 fue un 6,84%), por debajo de la meta marcada por Europa que se situaba en el 6,5%.

La deuda pública española, por su parte, alcanza ya un récord del 93,9% del PIB a finales del 2013. Moody’s también lo tiene en cuenta: el déficit presupuestario elevado sigue siendo una de las grandes debilidades del mercado financiero español.

 

Te puede interesar

Escribe un comentario