Monedas alternativas de EE.UU. retoman fuerzas gracias a la crisis

ithaca-hours-okey

“Ithaca Hours”, “Detroit Cheers” y “BerkShares”, “Plentys”… Podrían ser nombres de equipos de béisbol de Estados Unidos, baloncesto, fútbol americano, pero no lo son.

Estos nombres, a los que quizás tengamos que acostumbrarnos, son monedas locales que cobran fuerza en Norteamérica con el fin de evitar la falta de liquidez en las diversas comunidades.

Con esa moneda, se pagan sueldos, impuestos federales y ni qué hablar de ser usados en los comercios del municipio. Como sólo se puede utilizar en Ithaca, así se garantiza el proteccionismo interno.

Estos papeles se crean cuando un grupo de personas y de comercios se ponen de acuerdo para emitir una moneda sustituta que sea aceptada por todos ellos y que se pueda cambiar por dólares a un tipo de cambio fijado por debajo de la par (por ejemplo, 0,95 BerkShares = US$1), pero que si se utiliza en los comercios, se lo toma 1 a 1.

Si hacemos memoria, el origen de plata a nivel local comenzó con la Gran Depresión de los años ’30, cuando los bancos estadounidenses cerraban uno tras otro y no quedó más remedio que fabricar cuasimonedas para evitar que la actividad económica se paralizara.

Te puede interesar

Escribe un comentario