Mientras el reloj lo ahorca, es casi un hecho la quiebra de General Motors

gm-okey3

Tal como publicamos hace algunas semanas, Barack Obama le dio tiempo hasta el 1 de junio a General Motors para presentar un plan de reestructuración coherente que garantice su supervivencia, porque si no lo hace, tendrá que declararse en bancarrota.

Sin embargo, el director general de GM, Fritz Henderson, manifestó que prefiere que la empresa que preside sea reorganizada al margen de un tribunal de quiebras para demostrar que puede sobrevivir para abonar los 13.400 millones de dólares en préstamos del Estado.

Claro que querer no siempre es poder. Por eso, el ejecutivo admitió que la opción hacia la protección de quiebras aparece como cada vez más probable.

Henderson sostuvo que tendría que cerrar otras plantas además de las cinco que ya anunció y que suprimirá más empleos, al margen de los 47.000 despidos que GM anunció hace dos meses. Además, reveló que hay posibilidades de vender unidades que fabrican ocho marcas, entre ellas, Hummer, Saab y Saturn.

De llegar a la quiebra, los expertos creen que el período en cuestión lo tendría al menos medio año libre de sus problemas.

Te puede interesar

Escribe un comentario