Merrill Lynch: una buena entre tantas malas

El banco de inversión estadounidense utilizará sus multimillonarias pérdidas causadas por la crisis del crédito hipotecario para ahorrar en los impuestos que paga en Europa.

Según informó el “Financial Times”, Merrill Lynch quizá no pegue el impuesto a las empresas por décadas en Reino Unido. ¿Por qué? Porque su filial en Londres tuvo una pérdida de casi 29 millones de dólares.

El tercer banco de inversión delegó casi toda su operatoria que realizó con títulos especiales que se desplomaron durante la crisis subprime a su sede en la capital inglesa.

El ahorro, siempre según los cálculos del prestigioso diario, sería de 8.000 millones de dólares. Además, Merrill podría compensar esa cifra con impuestos derivados de futuras ganancias por los próximos 60 años, sobre la base que en 2006 se hubieran alcanzado resultados positivos.

Te puede interesar

Escribe un comentario