Más mujeres universitarias que hombres en Estados Unidos en el siglo XXI

Mujer

El siglo XXI está significando un auge importante en el papel de la mujer dentro del mundo de los negocios y las finanzas. Según un estudio de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos, el 32% de las mujeres tiene un título de licenciatura al llegar a 27 años y otro 38% ha pasado en algún momento por la universidad (incluyendo a las que aún siguen en ella). Es decir, un 70% de las mujeres menores de 27 años ha tenido contacto con los estudios mayores.

Los números de los hombres son más bajos en este sentido. Solo un 24% de los hombres menores de 27 años tiene un título universitario, mientras que el 37% ha pasado por la universidad en algún momento o sigue en ella. El total por tanto es del 61%, nueve puntos menos que las mujeres. Una brecha que, según los cálculos, se podría ver ampliada en los próximos diez años.

¿Cómo se traduce esto a la hora de llevarlo al mercado laboral? Si analizamos las tasas de desempleo de Estados Unidos, la del sector masculino se sitúa en torno al 7%, mientras que en las mujeres es de un 6,4% (nada que ver con el 9% del 2010 o el 11,1% de los hombres ese mismo año). Los hombres con educación universitaria representan el 3,6% de los desempleados.

En Estados Unidos buena parte de las mejores empresas del país están dirigidas por hombres. Ocurre lo mismo con los cargos más altos, ocupados también en su mayor parte por hombres. Y esto sin hablar de sectores como la fabricación y la construcción, en donde el empleo masculino es prácticamente mayoritario.

Ante las perspectivas universitarias de la mujer del siglo XXI, está claro que están en condiciones de tener un sueldo más alto que el de los hombres. El déficit educativo les puede llevar a estos últimos a ocupar en los próximos años empleos menos cualificados y dejar paso a la mujer a ocupar los puestos de mayor relevancia. Cada vez más la educación se está volviendo demasiado importante para el crecimiento económico.

Sea esto una crisis cultural o no, lo cierto es que en muchos trabajos los hombres siguen ganando más que las mujeres. En gran parte porque las empresas prefieren contratar hombres que no puedan verse en la obligación de tener que interrumpir su vida laboral por cuestiones familiares. Sin embargo, las mujeres pueden comenzar pronto a tener la última palabra en lo que se refiere a la economía.

Imagen – Dailymail

 

Te puede interesar

Categorías

Empleo

Jose Manuel Vargas

Me llamo José Manuel, soy de Jerez de la Frontera pero en la actualidad vivo en Narón (A Coruña). Licenciado en Filología Hispánica, he... Ver perfil ›

Escribe un comentario