Más de un millón de españoles no encuentran trabajo desde el 2010

Desempleo

Hace unos días la agencia de calificación de riesgo Moody’s situaba a España como la cuarta economía de la eurozona. Unos números que no parece que se asemejen a la realidad, sobre todo si se tiene en cuenta que, según un informe elaborado por el Instituto Nacional de Estadística español, en nuestro país más de un millón de personas no han conseguido encontrar un trabajo desde el año 2010.

Lo curioso del caso es que, a pesar de que este número sigue en aumento, el Gobierno nos vende una progresiva recuperación de la economía. A las previsiones del Gobierno le podemos enfrentar que el desempleo de larga duración ha aumentado en España en más de un 500% desde el 2007. Ese año cerca de 250.000 españoles se encontraban en paro después de perder su puesto de trabajo al menos tres años antes. En el 2013 la cifra era de 1.270.000 personas, 234.000 más que en el 2012.

Por regla general, el desempleo de larga duración incluye a los parados que no han encontrado trabajo en las últimas 27 semanas. Una categoría que en España ha tenido que suprimirse, ya que las cifras sí que serían mucho más sangrantes. Ahora se citan a los desempleados de muy larga duración, con cientos de miles de personas que no encuentran un empleo desde hace tres años. O lo que es lo mismo, el 23% de la población total de desempleados en nuestro país.

Este número es mucho mayor que en otros países de la eurozona que tienen el mismo nivel económico. Aún así los políticos españoles vienen anunciando la salida progresiva de la crisis desde mediados del 2013, e incluso el Fondo Monetario Internacional aseguró que la recuperación ha llegado para quedarse. Hace unos días España registró su mayor crecimiento económico desde el año 2008, cuando la burbuja inmobiliaria estalló y provocó una terrible crisis financiera.

Sin embargo, esto tan solo es una más de las grandes paradojas que nos persiguen. A principios de este año, por ejemplo, el ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguraba en el Parlamento que la economía del 2013 registró el crecimiento más rápido del país en los últimos seis años. Apenas un par de meses más tarde un estudio realizado por el BBVA confirmaba que haría falta más de una década para volver al nivel de desempleo de antes de la crisis.

Y todo se agudiza mucho más si nos atenemos a los españoles desempleados mayores de 50 años. Estos están sin duda en una situación mucho más complicada que los jóvenes ya que no tiene tanta flexibilidad laboral. Un padre de familia con niños pequeños no tiene tantas facilidades de emigrar a otro país para buscar empleo. ¿Volverán a trabajar de nuevo?

 

 

Te puede interesar

Escribe un comentario