Luego de la crisis, la resurrección de General Motors

Mucho tiempo debió transcurrir para que el reinado de General Motors como la principal automotriz del mundo perdiera su posición tras la crisis financiera nacida en Estados Unidos y expandida al resto de los continentes. Casi a punto de desaparecer, General Motors inició un proceso de recuperación traducido hoy en una inversión de 2 mil millones de dólares con la creación de más de 4 mil empleos.

Durante los últimos 30 meses, General Motors sufrió recortes, desinversión y miles de puestos de empleos perdidos, además de desprenderse de varias marcas. Los nuevos anuncios de inversión interrumpieron la larga crisis bajo pronósticos de recuperación que alentaron a la empresa a proyectar a mediano y largo plazo.

Los 2 mil millones permitirán crear y mantener los 4 mil empleos, aunque desde 2009 también se preservaron más fuentes de trabajo.

Hoy, la japonesa Toyota es la principal compañía automotriz del mundo y ganó la batalla ante la estadounidense que, de a poco, planea el regreso al primer lugar.

Te puede interesar

Escribe un comentario