Luego de Grecia y España, llegan los ajustes de Portugal

Habrá que realizar un profundo análisis para entender cómo la crisis que nació en los Estados Unidos, dos años después, se sufre más que nunca en Europa. El primer índice de alerta, es cierto, proviene desde hace mucho tiempo, pero en los últimos meses Grecia ya no soportó su grave estado financiero y antes de declararse en quiebra, entregó su economía a la ayuda financiera de Europa, más precisamente Alemania y el Fondo Monetario Internacional.

Días atrás, el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero debió aplicar un ajuste en toda la población española que pese a que ya han registrado la crisis hace tiempo, ahora se oficializa con la decisión del Gobierno. Y luego de los españoles, es el turno de otra de las naciones en crisis: Portugal.

De acuerdo a los últimos lineamientos exigidos por la Unión Europea a todos sus miembros, el país decidió aplicar un ajuste muy severo que también impactará en toda la población. De esta manera, se decidió reducir drásticamente el gasto público, otro ajuste con un recorte de salarios del 5 por ciento en los puestos políticos y en los cargos de alto poder y un gran aumento del 20 por ciento en los impuestos y en el IVA.

El objetivo principal es reducir el gasto público nacional y el segundo brindar un respaldo a la moneda única, hoy en crisis en todo el continente. 

Te puede interesar

Escribe un comentario