Los tres nuevos desafíos de Bernanke

bernanke-okey

Ya confirmados por el presidente Obama para un segundo mandato al frente de la Reserva Federal, Bernanke busca poner fin a su trabajo del primer ciclo, asegurar el retorno a un crecimiento durable y preservar la independencia de su institución.

Desde febrero de 2010, hasta igual período de 2014, Bernanke hizo que el dinero del Estado, manejado por el organismo que él preside, sea clave para evitar un mayor derrumbre económico. Ahora tendrá una decisión clave: saber quitar ese apoyo en el momento necesario.

En este período de transición entre la culminación de la recesión y el inicio de la recuperación, la Fed debe evitar dos escollos: si retira su apoyo de forma prematura, podría repetirse el escenario de 1937 que generó una recaída apenas salida la crisis de 1929.

En cambio, si lo hace demasiado se arriesga una inflación imposible de controlar, como a fines de la década de 1970. La política anti-crisis de la Fed incluía un fuerte aumento de la masa monetaria, que implica un alza de los precios a término.

El segundo desafío de Bernanke será el de asegurar un crecimiento duradero y ahí entra en juego su política en cuanto a la tasa directiz. Por ahora, la Fed anunció su intención de mantener una tasa próxima a cero el tiempo que fuera necesario.Mientras la inflación esté muy contenida, como es el caso en este momento, la puede mantener baja.

El último desafío que se le plantea viene del Congreso. El proyecto gubernamental de reforma de la regulación, que le dio un papel más fuerte a la Fed, disgustó a varios congresistas que le reprochan a Bernanke haber fracasado al no ver llegar la crisis económica.

El legislador republicano Ron Paul presentó un proyecto de ley destinado a colocar a la Fed bajo el control del poder político, y afirma que dispone del apoyo de más de la mitad de la Cámara de Representantes. Se verá, de aprobarse, cómo queda parado su actual titular.

Te puede interesar

Un comentario

  1.   Gurús Mundi dijo

    Personalmente creo que será muy difícil manejar el momento oportuno para retirar las inyecciones de dinero. Mientras se habla de la inflación como en el cuento de “que viene el lobo…”, la realidad es hoy por hoy deflacionista, a pesar del maquillaje en los precios fijados por los Estados, tal y como dijimos hace un par de meses:

    “¿Inflación?… ¿que inflación?”

    Salud y €.

Escribe un comentario