Los perfiles de los inversores, ¿cuál es el tuyo?

perfiles de inversiónPara definir cualquier estrategia en la inversión será determinante que definas tu perfil como pequeño inversor. En función de este dato, dispondrás de una línea de actuación completamente diferente, y en casos hasta diametralmente opuesta en las operaciones de bolsa. No en vano, no es lo que mismo que seas un inversor de corte defensivo a que estés encuadrado dentro de los más agresivos. Tendrás que operar en la renta variable con pautas muy bien definidas en cada caso.

Los perfiles de los inversores serán los que incluso te lleven a plazos de permanencia totalmente diferentes, que pueden ser a corto, medio o largo. Y en cualquier caso, persiguiendo unos objetivos que no siempre iguales. Para formalizar las operaciones en los mercados de bolsa no tendrás más remedio que conocer cual es el tuyo, para a partir de ese momento llevar una línea de actuación en los mercados diferenciada y muy bien definida.

Los perfiles son tan necesarios conocerlos, que hasta te llevarán a inclinarte por una serie de valores muy concretos en cada caso. Y con una forma para operar con ellos que requerirá de operativas muy concretas y adaptadas a cada situación. Será el momento preciso para que sepas cuales son los perfiles que se presentan en la bolsa y sus principales características. De esta forma, tendrás mucho más fácil a partir de ahora alcanzar los objetivos que te propongas.

Niveles en los perfiles

Los rasgos que presentas para encarar la inversión te darán una serie de claves que te serán muy valiosas para rentabilizar los ahorro en los mercados financieros. En cada caso serán diferentes, y exigirán de una serie de habilidades en el sector de la inversión que no podrás prescindir de ellas. En primer lugar tendrás que idendificarte en cuales de ellos estás englobado, y constatar las características de cada grupo. Y de esta forma, estar en disposición de aplicar las ordenes de compra y venta en los mercados financieros. ¿Estás dispuesto?

Hay tantos perfiles de inversores como maneras de enfocar las operaciones de renta variable. De todas formas, se van a agrupar en unos pocos grupos para que lo entiendas mejor y puedas asimilar las lecciones que puedas sacar de estas explicaciones. De hecho, muchos intermediarios financieros lanzan sus recomendaciones bursátiles en función de los perfiles de los inversores. Con fuertes variaciones entre unos grupos y otros, tal y como podrás constatar en este artículo.

También el capital que tengas disponible te influirá en definir esta importante variable. No es lo mismo que tengas un ahorro puntual de unos pocos euros, que todo un capital procedente del ahorro de toda tu vida, y que incluso puede proceder de una herencia familiar, o hasta de algún premio obtenido a través de los sorteos tradicionales. En cada caso requerirá de un tratamiento diferente que vendrá determinado por el perfil que presentes. Y que en cada caso no será igual, tal y como vas a poder comprobar a partir de ahora.

Perfiles conservadores

inversores defensivosSon sin duda los más defensivos de todos. No en vano, tratan de preservar el capital por encima de otras consideraciones. Raramente arriesgan en sus operaciones de compra y optan por los valores más seguros de los mercados financieros, generalmente a través de índices bursátiles de su propio país. No hacen innovaciones en sus posiciones abiertas, y por supuesto que los valores especulativos no tienen ninguna cabida en su cartera de inversión. En definitiva, no les gusta experimentar cuando se juegan su dinero.

Otra de sus características es que los plazos de permanencia a los que dirigen sus operaciones son los más altos, hasta llegar en algunos casos a que sean inversiones hereditarias. Es decir, que nos las mueven, y suelen pasar a sus hijos o nietos. Generalmente con ciertas plusvalías como consecuencia de los muchos años acumulados en la inversión. Están basados en valores de corte muy defensivo que provienen de los sectores más tradicionales de la bolsa.

Otra señal para identificar a estos inversores radica en que su cartera de inversión incluye valores que reparten dividendos entre sus accionistas. Esta es una estrategia inversora muy clara entre los usuarios de estas características. Llegan a formar una bolsa de ahorro a través de este abono regular que tienen algunas acciones. Y que les hacen conseguir una rentabilidad anual y garantizada que puede alcanzar el 8% en el mejor de los casos.

Inversores con perfil intermedio

Son los que representan una posición mixta en las formas de inversión. No son conservadores sencillamente porque tratan de buscar mayor rendimiento a las posiciones abiertas en los mercados. Pero por otra parte, no son partidario de realizar exposiciones muy agresivas, sino que en el fondo también buscan mayores garantías a sus aportaciones monetarias. En cualquier caso, están más abiertos a nuevas fórmulas de inversión, pero sin excederse en sus resultados.

Para conformar su cartera de inversión no dudan en ampliarla a otros valores expuestos a más riesgos. Pero sin llegar a la contratación de valores de carácter especulativo, que pueda llevarles a dar al traste con buena parte de sus ahorros. Esta característica la tienen muy clara cuando se decantan a abrir posiciones en los mercados de renta variable, y llevan sus ideas hasta el final. Sin concesiones de ningún tipo.

Con respecto a sus plazos de permanencia hay que indicar que los acortan sensiblemente con respecto a los inversores defensivos, pero sin llevarlos al más corto plazo. No en vano, se caracterizan porque difícilmente hacen operaciones muy rápidas, y mucho menos en la misma sesión bursátil. No es su forma de comportarse, sino que sus miras van encaminadas a plazos que más densos, que van de 3 a 24 meses, en los que se plantean unos objetivos muy bien definidos.

En este caso, se abren a valores menos tradicionales en los parqués, aunque sin asumir excesivos riesgos. Y que finalmente pueden complementar su inversión con otros productos financieros procedentes de la renta variable: fondos de inversión, cotizados, y en algún que otro caso en modelos de inversión más agresivos.

Normalmente van buscando un rendimiento a sus ahorros mayor de que tienen hasta ahora, ya que no se conforman con los niveles de los inversores defensivos. Tratan por todos los medio de incrementar las ganancias, pero sin tirar la casa por la ventana. Tienen muy clara la idea que es imprescindible preservar su patrimonio por encima de otras iniciativas. Para finalmente llevar esta idea hasta sus ultimas consecuencias.

Los inversores más agresivos

inversores agresivosLlegamos al grupo de inversión más especial de todos. Esto es así porque tratan de ganar mucho dinero en muy poco espacio de tiempo. Sus operaciones son muy rápidas, incluso pueden formalizarse en el mismo día, sin mayores demoras. Tratan que su status social cambie de la noche a la mañana. Para ello, no dudan en elegir los valores más especulativos del mercado. En donde pueden obtener muchas plusvalías, pero también con el riesgo latente de perder una buena parte de sus ahorros.

No suscriben las acciones más contratadas, sino en aquellos nichos de negocio en donde hay un mayor potencial de revalorización. Si sus apuestas les salen bien suelen llevarse mucho dinero a su cuenta corriente. Por otro lado, se caracterizan porque están prácticamente en contacto con los mercados financieros. Sus operaciones son muy frecuentes, y raramente están en posiciones de liquidez.

Al ser de los inversores con perfil más agresivo son los que cuentan con un mayor aprendizaje en los mercados de renta variable. Están curtidos en mil y una operaciones. Y con experiencias negativas que inciden en un mayor conocimiento de este sector de la inversión. Hasta en algunos casos muy concretos, viven de esta actividad como fuente principal de sus ingresos. Son los conocidos como inversores minoristas profesionales. Saben operar en los mercados, y cuando tienen que aplicar sus ordenes de venta para finiquitar la operación, no dudan en ejecutarlas.

Son sin duda los inversores que mayor riesgo asumen en sus operaciones, y que no todos pueden permitírselo por sus propias condiciones personales. La prudencia, a veces, es una palabra que está ausente en su diccionario. Y en donde destacan por optar por valores de segundo o tercer nivel, que muy pocos ahorradores conocen a primera vista. Realizando operaciones con muchas dificultades en todos los sentidos.

¿En que grupo estás adscrito?

Después de la breve exposición de la clase de pequeños y medianos inversores que pueden detectarse en los mercados financieros, ya solamente queda que tú mismo reflexiones sobre tu permanencia a algunos de los grupos enumerados. Ya sabes como son y cuales son sus formas de actuar. Y también los riesgos que contraes en las operaciones abiertas en los mercados financieros.

Para que cometas los mínimos errores será muy aconsejable que estés abierto a una serie de consejos que serán de gran utilidad en tu relación con la renta variable. No te serán muy difíciles de aplicar, y en cambio podrás obtener muchas ventajas. Son las siguientes pautas de actuación.

  • Defínete por aquel perfil de inversión que esté adaptado a tus características, pero también en función del importe que tengas disponible para la inversión.
  •  No cambies de un modelo a otro con cierta frecuencia, ya que lo único que te puede generar es confusión, y a que cometas más errores de los necesarios.
  • Sea cual fuese el perfil que tengas, no tendrás que abandonar en ningún caso las pautas para asegurar y garantizar los importes invertidos. Ni por supuesto dejarte llevar por aptitudes poco responsables en las operativas en la renta variable.
  • Guíate por la responsabilidad y no arriesgues más dinero del necesario en cada una de las operaciones que te marque tus señales de identidad como usuario bursátil.
Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario