Los pequeños comercios de Brasil sin ventas durante el Mundial

Souvenirs

No son pocos los cronistas deportivos que apuntan al Mundial de Brasil como el mejor campeonato futbolístico de todos los tiempos. Sin embargo para los brasileños no está cumpliendo ni de lejos las expectativas creadas desde el punto de vista económico. Muchos minoristas esperaban hacer caja durante la celebración de la Copa del Mundo, pero la mayoría están muy descontentos con los resultados obtenidos hasta la fecha.

Sin ir más lejos, el martes pasado, día en el que Brasil se enfrentaba a Alemania en una de las semifinales del Mundial, la mayoría de tiendas de las grandes ciudades estaban cerradas. Algunos de los comerciantes se explicaban: “¿Para qué vamos a abrir? No se está vendiendo prácticamente nada. Los turistas acuden a las inmediaciones del estadio el mismo día del encuentro y allí se quedan a la espera de que comience el partido”.

Apenas hay beneficios en los pequeños comercios que se dedican a la venta de bebidas y comida rápida. El resto se está viendo seriamente perjudicado. La mercancía adquirida para estos días de campeonato no se está vendiendo de la manera que todos esperaban. Como dicen los propios comerciantes: “la gente con el fútbol se olvida de todo, hasta de comprar”. Incluso las ventas de Fuleco, la mascota oficial del Mundial de Brasil, y artículos con los colores de la selección brasileña están siendo muy bajas.

Los grandes centros comerciales que se atiborraron de souvenirs para vender durante esta Copa del Mundo tienen aún los almacenes llenos cuando apenas quedan unos días para la finalización del campeonato. Para colmo Brasil cayó masacrada en semifinales ante Alemania por 1-7, por lo que los productos con los colores verde amarelhos, los distintivos del combinado nacional, se quedarán sin ser vendidos.

Lo cierto es que tanto los minoristas como las grandes superficies no han visto cumplidas sus expectativas con la disputa del Mundial. La demanda está moviéndose muy por debajo de lo esperado. Habrá que esperar ahora a los estudios oficiales que posiblemente incidirán en una realidad demoledora.

 

Te puede interesar

Escribe un comentario