Los británicos dejan España para marcharse a Dubai

Dubai

Ayer os comentábamos que dentro del grupo de los extranjeros que están abandonando masivamente en los últimos meses España por culpa de la crisis están principalmente los británicos. Llegaron en su momento en busca de sol, buen tiempo y, claro, un trabajo. Pero ahora deben hacer las maletas y poner rumbo a otros lugares en donde les están ofreciendo muchas más oportunidades de empleo y unas condiciones que no tienen ni punto de comparación con las de nuestro país.

Uno de esos rincones a los que están marchando es Oriente Medio, y, en especial, Dubai. A pesar de ser una de las ciudades más caras del mundo, cada vez son más los profesionales que se están desplazando hasta allí. Los Emiratos Árabes Unidos ocupa el tercer lugar en la clasificación mundial actual de los países con mejor calidad de vida para los británicos, solo por detrás de Australia y Canadá (en el 2010 ocupaba el décimo puesto).

Por el contrario España cayó en el 2013 del séptimo al noveno tras la marcha de cientos de miles como veíamos ayer. Lo curioso del caso es que a pesar de la decepción que está suponiendo España en estos momentos para los británicos, estos siguen prefiriendo nuestro país para venir en verano a disfrutar de nuestras playas. Para la fiesta sí, para buscar trabajo no.

Pero, ¿qué les hace tanto a británicos y otros extranjeros marcharse a Dubai? Pues muy sencillo: una ciudad en constante crecimiento, no hay impuesto sobre la renta, los negocios en los sectores de la construcción y el turismo están en auge y la industria petrolera y financiera son de las más fuertes del mundo. El único pero es que el costo de vida es mucho más alto que en España. Pero aún así, y con estas perspectivas, ¿quién no se marcharía a Dubai?

A pesar de todo, Australia sigue siendo el país más popular para los británicos que buscan emigrar. Alrededor de 40.000 se marchan hasta allí cada año y más de un millón ya viven en el país. En Estados Unidos viven unos 830.000, con grandes comunidades en ciudades como Los Angeles o Nueva York.

Lo cierto es que cada vez va a ser más frecuente ver británicos en España exclusivamente de vacaciones. Muchos de ellos ya están vendiendo sus casas (por cierto, a unos precios mucho más bajos de lo que pagaron al adquirirla) y se están marchando a otros rincones. Ni la marca España los frena.

 

Te puede interesar

Categorías

Crisis

Jose Manuel Vargas

Me llamo José Manuel, soy de Jerez de la Frontera pero en la actualidad vivo en Narón (A Coruña). Licenciado en Filología Hispánica, he... Ver perfil ›

Escribe un comentario