Los bancos franceses vuelven a pagar las polémicas bonificaciones a sus traders

bnp-paribas-okey

Una tormenta de críticas le caen por estos días a los bancos franceses por haber tomado la decisión de pagar abultadas bonificaciones a sus operadores en bolsa tras haber recibido millonarios paquetes de ayuda gubernamentales para capear una crisis que continúa dando miles de despidos en los sectores productivos.

BNP-Paribas, que el año pasado recibió un préstamo de 5.100 millones de euros de dinero público para superar la crisis mundial, dio a conocer que pagaría primas de mil millones de euros a los empleados de su filial especializada en las actividades de mercado.

Esta decisión, tomada durante la recesión que todos ya conocemos y en momentos en que numerosas industrias están despidiendo a sus trabajadores, podría ser un problema para el Gobierno de Sarkozy, que se movilizó a nivel internacional para regular las bonificaciones a los traders y ha prometido controlarlos en su país.

Incluso, el primer ministro francés, François Fillon, instó a los bancos a “respetar” los compromisos tomados y los convocó para una reunión.

“Fuimos uno de los primeros bancos mundiales en respetar escrupulosamente a partir de 2008 las recomendaciones del G20 que preveían, por ejemplo, el escalonamiento de las bonificaciones sobre varios años y su correlación a los resultados”, se defendió el director de BNP-Paribas, Baudouin Prot.

Te puede interesar

Escribe un comentario