Limpiar puede ser más barato…

Mi abuela tenía la casa muy limpia, y supongo la de ustedes, también. No existían la maquinaria o los productos de limpieza que hoy vemos en el supermercado, tan efectivos como caros.

Revolviendo, encontré un manuscrito, casi gastado, que había escrito la tan recordada “vieja”. En él, encontré cuáles son los cincos ingredientes básicos que nos pueden ayudar a reemplazar los productos de limpieza: jabón natural, limón, alcohol de quemar y glicerina.

Estas son las cualidades de cada uno de ellos:

El vinagre actúa contra la grasa y es un buen ambientador.

El jabón natural podemos elaborarlo también nosotros mismo a partir de: aceite usado, agua, sosa cáustica. Con él aumentamos la eficacia del agua a la hora de la limpieza.

El limón es antioxidante, quita las manchas y tiene un aroma refrescante.

El alcohol también actúa como limpiador, desinfectante y antigrasas.

La glicerina es un producto con multitud de usos que nos permitirá usar como limpiador en determinadas superficies.

Conocido esto, les damos una pista para por ejemplo lavar la vajilla: tres cucharadas de jabón blanco rallado; media taza de vinagre y un litro de agua podrían sustituir al detergente.

Para limpiar alfombras, hay que raspar los materiales sólidos y secar los líquidos con un material absorbente. Luego se empapa la alfombra con una solución de agua y vinagre. Limpiar con una esponja y agua limpia, y secarla con algo absorbente.

Te puede interesar

Escribe un comentario