Las sanciones y el petróleo estrangulan a Rusia

 

Vladimir Putin en una reunión

Finalmente parece que la cuestionable política exterior rusa tendrá sus efectos en la economía. La economía se contraerá un 0,8 y como las causas principales, las sanciones que le han sido impuestas así como la caída del precio del petróleo.

Este pronóstico viene dado por parte del ministerio de economía rusa, que también ha hecho correcciones respecto al rublo. En septiembre se pronosticó que en el año 2015, un dólar estadounidense valdría unos 37,7 rublos, sin embargo, el nuevo pronóstico habla de 49 rublos.

Esta presión inflacionaria se traducirá en una pérdida del poder adquisitivo y fue el propio viceministro de economía Alexei Vedev quien señaló a la caída del precio del petróleo como principal causa de esta recesión. Vedev justificó este cambio en la previsión diciendo que en la previsión de septiembre se supuso que las sanciones y tensiones a causa de la crisis de Ucrania se relajarían en 2015.

Únicamente mantiene una visión optimista respecto a la producción industrial, de la que se espera un crecimiento del 1,1% al año, que parece responder a la necesidad de la industria rusa de producir aquellos vienes que antes del veto importaban de otros países.

Sin embargo, la previsión ha sido calificada como excesivamente pesimista por el ministro de finanzas, Anton Siluanov.

En definitiva, algo que era de esperar y que el Banco Mundial ya advirtió. Este es el coste que para Rusia tiene lo sucedido en Ucrania y que conllevará una fuga de capitales así como una fuerte inflación 

Te puede interesar

Escribe un comentario