Las perspectivas en tiempos de crisis

Como bien supimos desarrollar en estos tiempos, y poniendo como ejemplo la actual crisis financiera internacional, cuando una empresa analiza el escenario y observa perspectivas negativas para su crecimiento y desarrollo, toma dos caminos posibles: o bien deja de invertir y acude a sus ahorros, o por el contrario, decide reducir gastos eliminando empleos.

Pues bien, traslademos el hipotético escenario –que es hoy es pura realidad- a nuestra familia, nuestro negocio y nuestra economía persona.

En primer lugar, será importante establecer la situación general de la familia. Cuántos integrantes trabajan, cuántos gozan de una posible estabilidad laboral, y cuáles podrían sumarse a los futuros parados.

Esto os permitirá realizar un panorama general de las finanzas, y en este caso la tomaremos a nivel familia y laboral.

De aquellas personas laboralmente activas, detallaremos cuáles ingresos poseen y qué cantidad de dinero puede destinarse al ahorro, si es que la situación lo permite. De aquellos que no son económicamente activos o que no tengais empleo, deberán reducir al máximo sus gastos.

Luego, detallaremos en qué puntos podemos ahorrar dinero, y exactamente como lo aplica una multinacional, no despediremos personas, pero sí pactaremos como medida principal lineamientos básicos de ahorro:

– Evitar egresos innecesarios
– Ahorrar esos egresos
– Reunir el mayor excedente posible de dinero
– No comprar en cuotas
– Evitar endeudarse
– Bajo ningún motivo financiar intereses
– Transitar la crisis en un estado conservador

Si tenéis la suerte de transitar una crisis sin despidos ni familiar sin trabajo, pues aprovecha tal situación para ahorrar, acción fundamental que os permitirá sobrevivir en las crisis más agudas.

Te puede interesar

Escribe un comentario