Las empresas extranjeras en España son optimistas con la economía del país

Empresas extranjeras

Las empresas extranjeras que operan en España son ahora mucho más optimistas de lo que eran en el 2012. Una encuesta llevada a cabo por el IESE Business School asegura que nueve de cada diez de estas empresas esperan aumentar o al menos mantener sus beneficios tanto en este como en el próximo año. En el 2012 la mitad de estas empresas encuestadas pensaba que sus ingresos iban a caer con respecto al ejercicio anterior.

El clima de negocios en España, según la misma encuesta que se ha realizado a más de 230 empresas extranjeras radicadas en el país, se sitúa en una nota de un 2,7 sobre 5, deteniendo una tendencia a la baja que se había instalado en el país en los últimos años. Unos números que dan la razón a todos los inversores extranjeros que vienen hablando de las buenas perspectivas económicas de España, incidiendo especialmente en su infraestructura, su calidad de vida, el capital humano y el tamaño de su mercado.

Entre las infraestructuras que alaban estos inversores están, curiosamente, la red de ferrocarriles y aeropuertos. Asimismo se ha elogiado la calidad de las escuelas de negocios españolas, el ocio y la oferta cultural del país. Sin embargo tanto los inversores como las empresas extranjeras inciden en que España aún debe mejorar su nivel de inglés y otras lenguas, reducir el costo de vida, así como la disponibilidad de mano de obra cualificada.

Más aspectos negativos para España, según siempre estas empresas extranjeras, son el alto coste de la electricidad y las dificultades de financiación por parte de las entidades bancarias y otros organismos. Precisamente este último apartado es el que recibe mayores críticas y una puntuación más baja en el barómetro de la encuesta, aunque se observa una leve mejoría con respecto al 2012, año en el que las cifras eran mucho más negativas.

Los inversores extranjeros buscan que en España haya una mayor estabilidad política y económica y menos burocracia. En cuanto al mercado laboral, los principales inconvenientes tienen que ver con la legislación. El 70% de las empresas extranjeras consideran que las recientes reformas laborales han conseguido que el mercado sea más flexible, y el 60% ha dado su visto bueno a las mismas y sus resultados.

Hay que tener en cuenta que la inversión extranjera sigue siendo un punto fundamental para España. En el 2013 ascendió a 15.800 millones de euros, un aumento del 9% con respecto al 2012. Unas cifras que en la actualidad sitúan a España en el puesto número 13 del mundo en cuanto a flujos de inversión extranjera, por delante de países como Alemania, Francia e Italia.

 

Te puede interesar

Categorías

Empresas

Jose Manuel Vargas

Me llamo José Manuel, soy de Jerez de la Frontera pero en la actualidad vivo en Narón (A Coruña). Licenciado en Filología Hispánica, he... Ver perfil ›

Escribe un comentario