Las causas más habituales por las que pierdes dinero en la bolsa

dineroSe invierten los ahorros para pagar dinero en los mercados. Este es un hecho incontestable entre cualquier inversor. Lo contrario sería completamente absurdo. Pero a veces, y por muchas y diversas circunstancias, ocurre todo lo contrario. Se pierde dinero en los mercados de renta variable para decepción de los usuarios que comprueban como ha menguado su saldo en la cuenta corriente.

Si estas operaciones salen mal en pocas ocasiones puede deberse a un hecho puntual y hasta anómalo que genera esta situación. Un cambio de tendencia inesperado en los mercados es una noticia de gran importancia que varía la evolución de un valor o hasta un acontecimiento inesperado puede provocar esta situación. Pero no supondrá ningún problema en tus relaciones con los mercados financieros. Se trata de la bolsa al fin y al cabo. En donde en unas ocasiones se gana y en otras se pierde.

Mucho más grave será entonces si estas pérdidas de dinero en las operaciones bursátiles son más habituales de lo normal. Entonces las causas serán más complejas y con seguridad que el culpable serás tú mismo, y no los mercados. El origen de estas operaciones puede deberse a muchas causas y de diversa naturaleza. Será conveniente que las revises porque puede servirte para arreglar esos problemas que mantienes con la renta variable. Y que te está costando dinero, más del puedes asumir en ciertas ocasiones.

Perder dinero: ¿cuáles son las causas?

Será momento para que hagas examen de conciencia para comprobar que te paso y porque pierdes dinero en los mercados financieros. Una de las primeras causas se debe a una mala selección de los valores que van a conformar tu cartera de inversión. En especial, ante la falta de conocimientos para conocer cuál es el estado real de las empresas cotizadas. No puedes y debes invertir tu dinero en una empresa de la que desconoces su línea de negocio. En casos, hasta sencillamente ni las hayas escuchado nunca.

Debes estar familiarizado con su actividad empresarial. Para ello, todos los trimestres publican sus cuentas de resultados. Son públicas y puedes acceder a ellas con total libertad. Te darán una gran señal sobre el estado de salud de su contabilidad. Hasta el punto que es un punto de apoyo para realizar la selección de los valores aspirantes a conformar tu cartera de valores. Te será de gran ayuda si deseas realizar las operaciones con mayor seguridad y garantías.

De esta forma, tu decisión estará fundamentada en datos objetivos, y no en meras suposiciones como hacen los pequeños inversores más imprudentes. No es de extrañar, por tanto, que al final acaben perdiendo dinero en los movimientos realizados en cualquier mercado de renta variable. Debes corregirte para que esto no vuelva a pasarte. No en vano, tendrás todas las papeletas para seguir derrochando euros en la bolsa.

Dejarte llevar por rumores no fundamentados

rumoresEsta es otra de las principales razones por las que pierdes dinero en la renta variable. Acudes a foros con mensajes poco contrastados, o al menos de dudosa procedencia. El efecto no puede ser más contraproducente para tus intereses como pequeño inversor. No puedes inclinarte por esta clase de estrategias, a no ser que desees estar expuesto a una gran pérdida de tu patrimonio invertido en la renta variable.

Tienes que diferenciar entre lo que son las informaciones contrastadas y los meros bulos que corren todos los días por las sedes sociales y los principales foros de Internet. Los segundos son altamente tóxicos para tus intereses, ya que incluso te pueden inducir a invertir más dinero del que debieras. La mejor forma para que no se presente este desfavorable escenario es no hacer ningún caso a esta clase de comentarios sin ningún fundamento.

A partir de estos momentos deberás ser muy cuidadoso en donde te metes. Porque, en definitiva, son muchos los euros que te estarás jugando a través de las operaciones de bolsa que puedas abrir bajo estrategia de inversión. No en vano, no representan ninguna técnica especial para comprar y vender valores. No lo olvides ni no deseas llevarte más de una sorpresa a partir de estos momentos.

No definir el enfoque de la inversión

definir estrategiasAntes de entrar en los mercados, no te quedará más remedio que plantearte una estrategia de inversión en lo que se refiere al plazo de permanencia. Es una de las formas más eficaces que tienes para proteger tus ahorros. Ya que en función de esta importante variable podrás elegir unos valores frente a otros. Será una ayuda que tengas para elaborar tu cartera de inversión.

Como consecuencia de esta singular estrategia, en los casos que dirigidos a plazos más largos, no te tendrás más remedio que acudir a los títulos más defensivos de los mercados financieros. Y si pueden incorporar el pago de un dividendo a los accionistas, pues mucho mejor para tus intereses. Dispondrás de forma fija y garantizada un abono anual en tu cuenta corriente que hará que la liquidez sea más notables a partir de efectuar estas compras.

En cambio, en los procesos más rápidos ocurrirá lo contrario. Es decir, que podrá realizar operaciones con valores más especulativos. No con otro objetivo que tratar de conseguir las máximas plusvalías en el mínimo espacio de tiempo posible. Como verás cada plazo de permanencia dispone de sus propios tratamientos. Están diferenciados, tanto en los planteamientos como en el mismo proceso de inversión.

Compras fuera de la tendencia alcista

Puede que a lo mejor ni te fijes en la tendencia en que está un valor o índice bursátil. Es uno de los errores más graves que puedes cometer. Porque si la compra la formalizas bajo una tendencia bajista tendrás todas las papeletas para dejarte una parte muy importante del dinero invertido. Mientras que si es lateral, tendrás las aportaciones sin ninguna definición. No te supondrá ningún valor añadido a las operaciones que realices a partir de estos momentos.

Para no incurrir en estas graves equivocaciones la mejor solución te vendrá de una información precisa sobre la situación actual de los mercados financieros. Será el termómetro que mida cual es el momento más adecuado que tienes para impulsar tus inversiones desde esta estrategia para sacarle partido a la renta variable. En este caso, solamente deberás invertir tus ahorros en los escenarios más alcistas. Será la clave para tener más éxito en tus movimientos en la bolsa. Tanto en mercados nacionales como internacionales.

Desde este escenario, un consejo muy útil consiste en promover actuaciones que te ayuden a evitar estos escenarios. Incluso para mejorar los rendimientos en las inversiones. Para que de esta forma, cada vez que te involucras en una operaciones de renta variable que salga más rentable. Es uno de los métodos que tienes para conseguirlo. No son esfuerzos, pero sí con una importante dosis de disciplina.

No rectificar a tiempo

erroresSi no deseas incrementar las pérdidas, no te quedará más remedio que cambiar el rumbo de tus actuaciones en los mercados financieros. Una de estas medidas procederá de la venta de tus acciones. No con otra finalidad que tratar de parar las pérdidas y que éstas no se disparen hacia niveles difícilmente asumibles por tu parte. Será un recurso que tendrás que utilizar en cada una de las situaciones más negativas que se te presente en las operaciones de bolsa.

Son seguridad que perderás dinero, pero más será ni no detienes estos movimientos en las posiciones abiertas. A través de una gran rapidez en tus actuaciones que no dejen dudas sobre tus verdaderas intenciones. Incluso podrás utilizar las tradicionales órdenes de limitación de pérdidas. Sin que tengas que asumir mayores gastos en su gestión.

Esta técnica inversora será muy eficiente cada vez que se produzca un notable cambio de tendencia en valores, índices o sectores de la renta variable. Tendrás que reconocer que te has equivocado y cerrar las operaciones de forma radical. Como alternativa podrás decantarte por otros valores que tengan un mejor aspecto técnico, o al menos fundamental. Será una segunda oportunidad que dispondrás en los mercados.

Los mejores consejos para no equivocarte

De todas formas, podrás aplicar una serie de recomendaciones para que no llegues a estos extremos. Y de esta forma, conseguir que a partir de estos momentos las pérdidas en los mercados de renta variable se detengan, aunque sea poco a poco. Atiende a los siguientes planteamientos.

  • No te confundas en los plazos, a no ser que puedas pagar muy caro el error. Antes de invertir será conveniente que definas la permanencia de tu inversión.
  • No abras posiciones en ningún activo financiero que se mueva bajo una tendencia bajista. Con toda seguridad que nada bueno pasará en tu cartera de valores. No en vano, es uno de los escenarios para invertir los ahorros.
  • Plantéate cuales son las empresas que mejor conoces para volcar todas tus estrategias en ellas. Habrás llegado a dar el primer paso para optimizar las operaciones. Seguro que te irá mejor así.
  • No trates de experimentar en la renta variable. Déjalo para otras cosas ya que con el dinero no valen de nada esta clase de estrategias tan arriesgadas.
  • No pienses que siempre vas a ganar dinero en la renta variable. Casi nunca ocurre, aunque lo que debes evitar es que estas situaciones se agudicen durante mucho tiempo.
  • Ni no estás seguro sobre tus intenciones, lo más recomendable es que aparques la operación. Aunque sea temporalmente, ya tendrás tiempo para encauzarla en los próximos meses.
  •  No frivolices la bolsa como si se tratase de una apuesta. Los riesgos que conllevan las operaciones son muy frecuentes. No dudes que los pagarás con dinero que desaparecerá de tu cuenta corriente.
Te puede interesar

Categorías

Bolsa

Jose recio

Soy un apasionado de la información, y especialmente de la economía y trasladar mis informaciones a la gente para que puedan gestionar mejor su... Ver perfil ›

Escribe un comentario