Las Bolsas mundiales aguardan el futuro de Grecia

Al parecer, todo lo que se espera de las finanzas globales sobre si desembocarán en una recesión internacional o, incluso peor, en una depresión, dependerá básicamente de cómo Grecia resuelva o no su delicado presente económico.

Para los más pesimistas, Grecia no podrá renacer y adecuarse al plan de ajuste impuesto por el Fondo Monetario Internacional y las economías de la eurozona, pero para otros los helénicos podrían recuperarse y al menos cumplir con las deudas contraídas.

De hacerlo, la confiazan en su capacidad de pago devolverá la tranquilidad a los mercados internacionales, que hoy sólo responden día a día dependiendo de si las Bolsas mundiales finalizan las jornadas con bajas o alzas.

Por el momento, el FMI arribará a tierras griegas para definir los pasos a seguir y la Unión Europea analizará cómo será la ayuda financiera. El resultado es incierto, pero lo seguro es que Grecia sufrirá un incremento de la crisis social y una deuda trasladada a años que sumirá a su economía por mucho tiempo.

Pese a ello, la misma Grecia puede evitar una recesión global aceptando las reglas internacionales.

Te puede interesar

Escribe un comentario