Las Bolsas de Europa, con pánico

Las finanzas globales no gozan de un buen momento, y no porque el presente indique una crisis como la producida en 2008, sino que son momentos previos a un escenario que podría dar lugar a una crisis aún mayor de la que muchos, aseguran, sería sin precedentes.

La cesación de pagos de los Estados Unidos puede compararse a una repercusión mundial como el crack del 30, cuando estalló Wall Street. Y los analistas aseguran que no son escenarios alarmistas sino pues, posibilidade smuy reales.

Hoy, las bolsas europeas sufren el fantasma del defoult, pero muy de cerca analizan la situación de China, la segunda gran potencia mundial que cuenta entre sus acreedores los que eran hasta hoy los bonos o papeles del Estado más seguro de la historia: los de Estados Unidos.

Pues entonces, si este país reconoce que no podrá pagar la adeuda, sería absolutamente impredecible descifrar qué ocurrirá en el mundo en el corto plazo.

Sin embargo, existe una posibilidad de evitar tal crisis:

La solución sería, de concretarse, un ajuste de Barack Obama sobre parte de su población, congelar subsidios y elevar el nivel de deuda. Esas tres decisiones evitarían que el próximo 2 de agosto se oficialice la cesación de pagos.

Te puede interesar

Escribe un comentario