Las automotrices alemanas, en crisis

opel-okey

Opel, que es la filial alemana de la estadounidense General Motors, salió a decir que necesita 3.300 millones de euros hasta fines de 2011 para subsistir.

Al tiempo que analistas cuestionan la sabiduría de destinar dinero público a una firma que lo está agotando rápidamente, el flamante ministro de Economía, Karl-Theodor zu Guttenberg, opinó que el trabajo del Estado no es decidir cómo debería Opel afrontar su futuro.

Opel hace un año hace coches en Alemania, donde da empleo a unas 25.000 personas. Armin Schild, miembro de su consejo de administración, aseguró que la compañía estará preparada para presentar su plan el viernes.

Profundizando la crisis que tiene el sector, las líneas de producción de la automotriz Volkswagen quedaron paralizadas a partir de hoy durante cinco días para hacer frente a la caída de la demanda, algo que no ocurría hace 25 años.

VW, que en enero tuvo una caída del 21,3% en lo que a ventas respecta, calcula que para todo el año la reducción de las ventas del grupo será del 10%.

Te puede interesar

Escribe un comentario