La vuelta de Schumacher a la Fórmula 1 generó una gran polémica

Schumi-okey

Muy bien visto dentro del mundillo del automovilismo, con muchísimos halagos, el regreso de Schumi no causó la misma impresión dentro del marco empresarial.

El piloto alemán, que firmó un contrato por tres años a cambio 7 millones de euros, hizo que el comité de personal del grupo Daimler, al que pertenece la escudería Mercedes mostró su indignación por ese contrato.

Así las cosas, los delegados se declararon en estado de movilización en contra del contrato que la empresa arregló con el piloto.

“Es difícil hacerle entender a la gente cómo la fábrica puede pagar semejante cifra cuando estamos viviendo una situación de crisis”, declaró Uwe Werner, jefe del comité de personal de la fábrica de Mercedes en Bremen.

Según publicaron algunos medios, la empresa habría ocultado cláusulas del contrato de Schumacher en previsión a las reacciones de sus empleados y se habla que la cifra que percibiría el siete veces campeón del mundo sería de hasta el triple. Claro que todos son rumores sin confirmar. Lo que sí está confirmado es el malestar de los trabajadores.

Te puede interesar

Escribe un comentario