La UE obliga a bajar el precio de las llamadas en itinerancia o roaming a empresas

La normativa comunitaria sobre roaming o llamadas en itinerancia obligó a los operadores telefónicos a reducir los precios máximos por minutos a la hora de realizar y recibir llamadas desde un país de la Unión Europea distinto al de origen.

A partir de ahora, el precio de un minuto pasará de 0,49 euros a 0,46 (sin IVA). Del mismo modo, recibirlas pasará de los 0,24 euros que se pagan ahora a los 22 céntimos.

La reducción de los valores de este tipo de llamadas en itinerancia (hacia o desde un país distintos de residencia del cliente) obedece a una normativa comunitaria que la UE introdujo en junio de 2007 para abaratar costos del roaming, que por esos días estaba en 1,15 euros.

La legislación prevé un tercer descenso a partir del 30 de agosto de 2009, cuando la tarifa se ubicará en 43 céntimos por minutos cuando hacemos llamadas y 19, cuando recibimos.

Viviane Reding, comisaria de telecomunicaciones, afirmó que pese a que la reducción es la reafirmación de “una tendencia hacia unos precios de la itinerancia cada vez más bajos”, también es necesario que los costes decrezcan para los mensajes de texto y los datos multimedia.

Te puede interesar

Escribe un comentario