La reacción de la banca de los Estados Unidos

 

Desde hace tiempo que los Estados Unidos se debate entre intentar recuperar su nivel económico, abandonar la crisis y demostrar que puede volver a ser la potencia que es pero que no parece sostenerse en el tiempo.

Por ello, es para destacar que la mayor banca de los Estados Unidos logre en el 2012 el mayor beneficio fiscal de la caída de Lehman Brothers, que causó el gran impacto global con la crisis iniciada en 2008.

De acuerdo a las previsiones de los principales analistas, los bancos de los Estados Unidos podrían finalizar el 2012 con ganancias de casi 83 mil millones de dólares, es decir, con un nivel de beneficios previos a la caída de Lehman.

Los resultados económicos no son para nada desalentadores más allá de que el record de beneficios se remontan al año 2006 cuando se alcanzó la suma de más de 95 mil millones de dólares.

El repunte de la banca es un buen signo para la economía estadounidense, que si bien no puede festejar y sufre todavía una crisis manifiesta, puede planificar una posible recuperación a corto o mediano plazo.

Te puede interesar