La prima se mueve, la Bolsa baja: ¿rescate?

Mariano Rajoy, Presidente de España

El Gobierno Español debe pronunciarse sobre el rescate.
Foto: Anticapitalistes.net

La incertidumbre ante el rescate de España comienza a desequilibrar nuestros indicadores. Tras la tendencia a la baja de la prima de riesgo la semana pasada –llegó a bajar a 400 puntos tras alcanzar en julio el máximo histórico de 628- hoy ha subido a 435 puntos básicos, posteriormente bajado a 428, y la Bolsa ha arrancado con un retroceso del Ibex 35 del 2%.

El Gobierno español no acaba de decidirse a formalizar la petición de rescate, y Bolsa y prima lo reflejan: baile de cifras ante la indecisión gubernamental; tensa calma que, según numerosos analistas, hay que ir despejando, o nos tendremos que volver a enfrentar al despunte de la prima de riesgo y la consiguiente caída de la bolsa y deterioro de la confianza de los inversores. La incertidumbre ante el rescate de España comienza a desequilibrar nuestros indicadores. Tras la tendencia a la baja de la prima de riesgo la semana pasada –llegó a bajar a 400 puntos tras alcanzar en julio el máximo histórico de 628- hoy ha subido a 435 puntos básicos, posteriormente bajado a 428, y la Bolsa ha arrancado con un retroceso del Ibex 35 del 2%.

El Gobierno español no acaba de decidirse a formalizar la petición de rescate, y Bolsa y prima lo reflejan: baile de cifras ante la indecisión gubernamental; tensa calma que, según numerosos analistas, hay que ir despejando, o nos tendremos que volver a enfrentar al despunte de la prima de riesgo y la consiguiente caída de la bolsa y deterioro de la confianza de los inversores.

Desde que Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), consiguiera con su declaración de intenciones de la semana pasada rebajar nuestra prima de riesgo a 400 puntos básicos, parece que el Gobierno está esperando mantener, evitando el rescate, dicha estadística.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia y el consejero francés del BCE, Luc Coene, advertían ayer que la incertidumbre de nuestro país está aumentando el riesgo de un rápido deterioro, ya que si transmitimos a los mercados la idea de que España no pedirá ayuda  “los diferenciales (de la deuda) no tardarán mucho en volver a subir, y entonces España se verá obligada a echar marcha atrás en su decisión y asumir un rescate completo”, en palabras de Coene.

Hoy el Tesoro español ha realizado su primera subasta tras el anuncio del BCE del plan de ayuda, aprovechando la calma que ha otorgado el mismo, y ha conseguido colocar 4580 millones de euros -80 más de lo esperado- con unos intereses algo menores de los registrados en la subasta del pasado agosto – 3.560 millones en títulos con vencimiento a 12 meses, por los que ha ofrecido un rendimiento medio del 2,035%, frente al 3,07% de la anterior subasta, y 1.020 millones de euros con papeles a 18 meses, por los que abonará una rentabilidad media del 3,072%, frente al 3,34% anterior-.

El jueves tendrá lugar otra subasta, esta vez con bonos de tres a diez años, con el mismo objetivo de recaudación de 4500 millones de euros, y el viernes se realizará la primera colocación privada con la banca española, de 3.000 millones, para dotar de financiación al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA).

Aun con esto, nuestro país sigue teniendo que pronunciarse sobre el rescate. En el mejor de los casos, a finales de semana el Tesoro habría cumplido el 82% de sus necesidades previstas para el ejercicio y le restarían 15.500 millones por colocar. El BCE está dispuesto a ayudar, sólo queda un pequeño punto pendiente: solicitar formalmente el rescate. ¿Será ésta la noticia del viernes?

Más información – ¿Últimos retoques para el rescate de España?

Fuente – Expansión, Cotizalia, La Vanguardia, El País

 

Te puede interesar

Categorías

Crisis

Ida de la Hera

Periodista y educadora social. Cofundadora y miembro de la ONG Kasak. Experta en información internacional y comunicación corporativa.... Ver perfil ›

Escribe un comentario