La paradoja del Reino Unido: crece el empleo pero bajan los salarios

Empleo

En el Reino Unido hay en estos momentos 30.540.000 personas trabajando. Unas cifras que, según datos de la Oficina de Estadísticas Nacionales, son las más altas desde que se comenzaron a medir este tipo de registros, allá por 1971. La tasa de desempleo en el país ha caído al 6,6%, unas estimaciones que son mucho mejores de lo que se pronosticó a principios de este año (en agosto del 2013 el Banco de Inglaterra auguraba que a estas alturas de año estaría rondando el 7%).

La economía del Reino Unido ha mejorado considerablemente en este último año, con lo que las perspectivas de empleo crecen para miles de ciudadanos. En los tres primeros meses del año han encontrado trabajo más de 345.000 personas. Unas cifras que demuestran la resistencia y la flexibilidad del mercado y que auguran un nuevo crecimiento para el segundo trimestre del año. Aunque, como es lógico, son unos números que aún hay que tratar con relativa prudencia.

Precisamente, con el aumento del empleo se ha producido una desaceleración del crecimiento salarial del 0,7%, por lo que el coste de vida sigue creciendo a un ritmo mayor que los ingresos de los ciudadanos. Esta es precisamente la gran paradoja que vive el Reino Unido. ¿Cómo puede ser posible que a pesar de la caída del índice de desempleo (no se encontraba en una situación similar desde principios del 2009) la debilidad de los salarios sea aún mayor?

Gran parte de los empleos que se generaron fueron por cuenta propia. En la actualidad en el Reino Unido hay algo más de cuatro millones y medio de trabajadores autónomos. La cifra de personas que llevan más de un año sin trabajar se redujo en más de 37.000 y ahora mismo se sitúa en 791.000 personas. También ha bajado el índice de desempleo entre las personas con edades comprendidas entre los 16 y los 24 años.

Es una magnífica noticia para el Reino Unido que haya aumentado el empleo, pero también hay que ser conscientes que más de 850.000 jóvenes se hallan hoy sin trabajo. Un número que, si bien ha disminuido en el último año, sigue siendo bastante alto.

Te puede interesar

Categorías

Empleo

Jose Manuel Vargas

Me llamo José Manuel, soy de Jerez de la Frontera pero en la actualidad vivo en Narón (A Coruña). Licenciado en Filología Hispánica, he... Ver perfil ›

Escribe un comentario