La paradoja de la mejora de la economía en España

 

Paro en Espana

La sensación que tenemos en España es de una mejora de la economía, pero lo cierto es que aún son pocos los que la atisban. Queda un largo camino por recorrer. Especialmente cuando abres los periódicos cada día y sigues leyendo las mismas noticias los últimos años: precariedad laboral por todas partes, desahucios, recortes en la educación, la sanidad, subida de impuestos… ¿Dónde está entonces la mejoría?

En estos primeros meses del 2014 Bruselas asiste esperanzada a los procesos de rehabilitación de nuestro país. La economía española volvió a crecer en el tercer trimestre del 2013 gracias al aumento de las exportaciones. De esta manera se pudo compensar, entre otros casos, el gasto público y la frágil debilidad de los consumidores. El mercado de valores de Madrid vuelve a estar en auge y los inversionistas extranjeros regresan para meter su dinero en nuestro territorio.

Atrás quedaron esos tiempos en los que la prima de riesgo amenazaba con explotarnos en nuestras narices, o aquellos meses en los que la única salida parecía ser marcharnos de una vez por todas del euro y volver a la peseta. Con una dura reforma laboral (aún se debate si beneficiosa o no) se han producido muchos más recortes salariales que despidos entre los empleados, lo que ha detenido en parte la terrible sangría del paro (muy en parte teniendo en cuenta el 26% de paro actual)

Pero lo cierto es que aún se necesita una profunda reforma del mercado laboral si queremos recuperar los empleos perdidos. Por su parte hay que detener cuanto antes la brecha que supone tener una de las tasas más altas de Europa en cuanto a ingresos fiscales, pero cuyos resultados sean generalmente insignificantes visto lo visto. El déficit presupuestario del 6,6% del PIB significa que los recortes deben ir acompañados de más aumentos de impuestos.

Si desde Bruselas y desde nuestro Gobierno vienen anunciando a bombo y platillo que la economía mejora, ¿aumentará a partir de ahora el gasto del consumidor?, ¿volverán a generarse empleos? Los principales analistas financieros creen que el PIB puede crecer en este 2014 un 1,3%, pero seguiremos con una deuda pública que ya ha alcanzado el 94% del PIB.

Se necesitarán muchos años para arreglar el problema del paro, nuevas medidas para acometer un sistema educativo que comienza a ver cómo sus mejores profesionales se marchan al extranjero, y unas instituciones más fuertes y menos corruptas. Hay muchos que estos días hablan de la mejora de la economía a nivel general, sí, pero lo cierto es que tal vez no se han percatado que lo que de verdad les debería importar son las modestas ambiciones de una familia que se queda en el paro o a ese vecino que lo echan de su casa. ¿Cómo les explicas a ellos que Bruselas nos está dando ahora poco a poco la enhorabuena?

 

Te puede interesar

Escribe un comentario