La idea económica de Podemos

Podemos

Hace apenas unas semanas las principales encuestas le auguraban obtener dos escaños. Sin embargo la formación política, Podemos, encabezada por Pablo Iglesias obtuvo nada menos que cinco escaños gracias a los votos de 1,2 millones de personas, convirtiéndose en la cuarta fuerza política más votada en España y la tercera en Madrid. Ha sido sin lugar a dudas la gran sorpresa de las pasadas elecciones europeas.

Pero, desde el punto de vista económico, ¿qué propone esta plataforma que ha calado tanto entre los ciudadanos?, ¿cuáles son sus principales ideas? Y, tal vez lo más importante, ¿cómo van a poder llevar a cabo estas propuestas? Posiblemente estas sean las cuestiones que se está preguntando buena parte de la sociedad española en estos momentos. Sobre todo si nos atenemos a algunas de estas iniciativas, un tanto radicales a primera vista.

Podemos se plantea el impago de la deuda, la jubilación a los 60 años y la reducción de la jornada laboral a 35 horas semanales. Asimismo prohíbe los despidos en las empresas con beneficios y la derogación de las reformas laborales implantadas desde el estallido de la crisis. Además quiere eliminar las Empresas de Trabajo Temporal, incrementar el salario mínimo interprofesional y establecer un salario mínimo vinculado proporcionalmente a ese salario interprofesional.

También plantea la derogación de la última reforma de las pensiones, la prohibición de la privatización y el derecho a disfrutar de una pensión pública no contributiva cuya cuantía igualará como mínimo el salario mínimo interprofesional. Por su parte aboga por el control público de las telecomunicaciones, la energía, la alimentación, el transporte y los sectores sanitario, farmacéutico y educativo entre otros y la participación de los trabajadores en los consejos de administración de las empresas.

Otras de las propuestas que ha presentado Podemos es imponer impuestos a las grandes fortunas, la eliminación de privilegios fiscales del capital financiero, la aplicación de un IVA súper reducido para bienes y productos básicos, la implantación de la Tasa Tobin y endurecimiento de los delitos fiscales. Por último reconoce el derecho a una renta básica para todos los ciudadanos por el mero hecho de serlo (como mínimo del valor correspondiente al umbral de la pobreza).

 

Te puede interesar

Escribe un comentario