La finlandesa Botnia cambia de dueño

botnia

Uno de los conflictos más importantes y prolongados en Sudamérica fue por la instalación de la compañía Botnia, de origen finlandés, y que se instaló a orillas de las costas del Uruguay frente a la provincia de Entre Ríos, en Argentina. Las presuntas sospechas y denuncias de contaminación originaron un fuerte conflicto político entre ambos países, hermanamente unidos durante su historia por ser países limítrofes y de tradiciones similares.

Ahora, la firma UPM –también de Finlandia- adquirirá la totalidad de la producción de celulosa y papel de la empresa pastera más famosa de América Latina. UPM tomará el control total de las 100 mil hectáreas y toda su producción, destinada a la exportación. La operación se concretó luego de conocer los planes de ambas compañías, en las que Botnia planeó volver a retomar un mayor control de sus plantas de celulosa finlandesas y UPM expandirse a mercados regionales en otros continentes.

Botnia es una planta relativamente nueva que demandó una inversión de 1.100 millones de dólares sobre la localidad de Fray Bentos, en el Río Uruguay, limítrofe con la República Argentina. La pastera quedó oficialmente inaugurada a fines de 2007, produciendo hoy 1,1 millón de toneladas de pasta de celulosa.

Te puede interesar

Escribe un comentario