La expansión del BRIC en el mundo

Desde la Guerra Fría, en los años 80, el mundo finalizaba un período en que Estados Unidos y la Unión Soviética se repartían el control del planeta. Con el paso del tiempo, el dominio de los norteamericanos se potenció hasta que la crisis financiera en el sector de las hipotecas subprime y la baja en la fortaleza del dólar permitieron el resurgimiento de nuevos bloques.

Allí nació el BRIC -una unión entre Brasil, Rusia, India y China- para comenzar a sumar poder en detrimento de los Estados Unidos. Hoy, Brasil es la octava economía del mundo, China crece a tasas considerables y las cuatro potencias, hasta el año 2050 serán las economías más dominantes.

Las finanzas internacionales apuntan cada vez más a estas economías, que mes a mes suman mayores capitales y transacciones comerciales por lo cual, en definitiva, se convierten en las más rentables inversiones. Los datos técnicos del BRIC asombran, pues Brasil, Rusia, India y China reúnen casi la mitad de la población mundial con un 20 por ciento del PIB (Producto Interno Bruto) mundial. Esto, además, se proyecta con un crecimiento aún mayor hacia los próximos años.

En definitiva, el mapa mundial apunta a dividirse en nuevas fuerzas. Estados Unidos por un lado y el BRIC por el otro.

Te puede interesar

Escribe un comentario