La economía sumergida en España ha aumentado durante la crisis

Trabajo en negro

Uno de los problemas que más preocupa a la población española es el aumento del paro. Sin embargo, la economía sumergida es otro de los problemas de la sociedad que se han incrementado desde que comenzara la crisis económica. Y es que los trabajos no declarados se han llegado incluso a duplicar.

El Gobierno de Mariano Rajoy no deja de luchar contra este fraude que perjudica a todos. Sin embargo, a pesar de la vigilancia del Estado, todavía hoy encontramos trampas a la hora de no pagar a la Seguridad Social. 

No debemos olvidar que al aumento progresivo de desempleados hay que sumarle las bajas en las cotizaciones de la Seguridad Social y el incremento de pensionistas. Las arcas del Estado no pueden soportar este peso mientras hay gente trabajando en negro.

Dentro del grupo de autónomos es donde más encontramos esta trampa. Más o menos existen un millón de actividades fantasma que perjudica seriamente a los emprendedores, ya que en la mayoría de las ocasiones no pueden competir con los tramposos en cuestiones como el precio.

Según ATA, la Asociación de Trabajadores Autónomos, entre estas actividades escondidas destacan el servicio de reparación doméstica, en Dependencia. Lorenzo Amor, su presidente, afirma que en España la economía sumergida “se encuentra en las farolas, la marquesina del autobús, etc.”. Además, añade que “estas prácticas suponen una competencia desleal para el trabajador por cuenta propia que paga sus impuestos y, por lo tanto, no puede permitirse ofrecer los mismos precios que quienes se saltan el pago a Hacienda”.

Tampoco debemos perder de vista el dinero que sale de nuestro país con las remesas de los inmigrantes, que ha remontado en los últimos tiempos. Al ser su situación más precaria que la de los españoles, les hace aceptar trabajos con peores sueldos e incluso en B.

Más información – El paro aumenta

Fuente – El Economista

Te puede interesar

Escribe un comentario